Qué ver y hacer en Marrakech, Marruecos

,

Te contamos nuestra experiencia en Marrakech, la ciudad más turística de Marruecos. 3 días en una de las ciudades imperiales donde destacamos ante todo la majestuosa plaza de Plaza de Jamaa el Fna, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Marrakech es una ciudad que nos enamoró y sorprendió desde el primer momento que llegamos a ella. Sin duda, la visita más imprescindible de toda nuestra ruta por Marruecos, así que si no tenéis la opción de hacer un recorrido por el país, una opción genial es visitar 4 o 5 días esta ciudad (nosotros estuvimos solo 3 y nos faltaron muchas cosas por ver y hacer)

Que ver en Marrakech, Jamaa el Fna
Que ver en Marrakech, Jamaa el Fna

Nosotros llegamos a Marrakech desde el desierto de Merzouga después de un largo viaje en el que descubrimos varios lugares interesantes como las Gargantas de Dades, Todra, las ciudades de Tinghir y Ouarzazate y la increíble Ksar de Ait Ben Haddou, Yunkai en Juego de Tronos, de los que os hablamos anteriormente.

3 días en Marrakech, qué ver y hacer

En nuestra ruta de 10 días por Marruecos, Marrakech era la ciudad en la que más tiempo pasamos, concretamente 3 noches, tiempo que resultó algo insuficiente para poder descubrir bien la ciudad, ya que de tiempo efectivo en la ciudad solo tuvimos un par de tardes y un día entero ya que buena parte del segundo día que pasamos en Marrakech lo dedicamos a visitar las Cascadas de Ouzoud.

Nuestros 3 Imprescindibles de Marrakech

Como intentamos hacer, nos mojamos un poco, y antes de contaros nuestra ruta y experiencia en Marrakech os avanzamos los 3 imprescindibles de esta ciudad, siempre bajo nuestra opinión:

  1. Plaza de Jamaa el Fna, sin duda el gran atractivo de la ciudad. Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y lugar a visitar a todas horas del día. Estamos convencidos que si hubieran mil listados de imprescindibles en Marrakech, en los mil, esta plaza estaría en primera posición.
  2. Madrasa Ben Youssef, probablemente la madraza más imponente de todo Marruecos.  Este lugar, de enseñananza del Coran fue fundada por el sultán Abou al Hasan en el siglo XIV.  Actualmente esta cerrada por obras de renovación hasta el año 2020, por lo que aunque es sin duda un imprescindible que teníamos bien marcado nos quedamos con las ganas de visitarlo.
  3. Mezquita Koutoubia, la hermana mayor, por tamaño y antiguedad de la Giralda.

Aparte de las plazas, palacios, monumentos y museos que encontramos en la propia ciudad, Marrakech es un lugar ideal para hacerlo servir como base para visitar lugares como Essauira, las cascada de Ouzoud, Ouarzazate, Ait Ben Haddou y el relativamente cercano desierto de Zagora. Por lo que lo ideal para visitarla son 4 o 5 días, pasando 2 o 3 recorriendo Marrakech y la resta descubriendo las maravillas que tiene a su alrededor.

También hemos de decir que nosotros, lo que son las visitas propias de Marrakech nos organizamos fatal, y entre esta mala organización y que la Madrasa y el Palacio Badi estaban o cerradas o en obras, nos quedamos con un sabor de boca agridulce que tiene una solución muy fácil, volver a Marrakech.

Mezquita Koutoubia Marrakech que ver
Mezquita Koutoubia Marrakech

Plaza de Jamaa el Fna

Después de hacer el check in en nuestro alojamiento, el Riad Palmier,  muy bien situado justo al lado de la Mezquita Moulay El Yazid y del Palacio Badi, teníamos claro que lo primero que íbamos a visitar en Marrakech era la Plaza de Jamma el Fna. Como Judit ya había ido hace unos años con un grupo de amigas llevaba todo el camino comentando que alucinaríamos con la plaza y os podemos asegurar que no estaba exagerando.

Para situarnos un poco, la Plaza de Jamaa el Fna es el epicentro de la vida de Marrakech. Se trata de un lugar enorme, en el que cada día miles y miles de personas se dan cita allí ofreciendo un espectáculo tanto sonoro como visual que la única forma de explicarlo es vivirlo en primera persona.

Una de las grandes curiosidades que tiene esta plaza  es que podemos decir que hay una Plaza de Jamma el Fna de día  y una Plaza de Jamma el Fna completamente diferente de noche, por lo que cuando se va a Marrakech es casi obligatorio pasear por este lugar casi a todas las horas del día.

Plaza Jamaa el Fna
Plaza Jamaa el Fna

Plaza de Jamaa el Fna de día

Durante las horas en las que el sol esta presente los protagonistas absolutos de la plaza son los grupos de artistas, por llamarlos de alguna forma, ambulantes que intentan captar la atención del turista hipnotizando serpientes o domando monos que los pasean como animales domésticos intentando que algún visitante caiga en la tentación de sacarse una foto con ellos por un puñado de dirhams.

Desde aquí os animamos a que NO os hagáis ninguna foto con estos pobres animales, y alimenteis este negocio,  ya que las condiciones en las que están no son para nada las mejores.

Plaza de Jamaa el Fna de noche

Cuando el sol se empieza a esconder, es todo un espectáculo el ver como desmontan casi todos los tenderetes que hay en medio de la plaza, que son muchos, para poner centenares de puestos de comida callejera, en los que podremos encontrar prácticamente cualquier tipo de manjar.

Es una experiencia el pasearte entre estos puestos de comida, todos perfectamente numerados, siendo abordado, literamente hablando, por los comerciales de cada uno de los puestos intentando que sea el suyo el elegido para cenar este día. A nosotros ¡nos llegaron a cantar el sol solet, para convencernos!

Puestos comida plaza jamaa el fna
Puestos comida plaza jamaa el fna
Puestos comida plaza jamaa el fna
Intentando convencer a Fons.. ¿lo cosiguieron?

Terrazas de la Plaza de Jamaa el Fna

Tanto de día como de noche una de las mejores perspectivas de la plaza la tenemos desde las terrazas de los restaurantes que hay rodeándola.  Es espectacular el observar la inmensidad de la Plaza de Jamaa desde las alturas, así que otro imprescindible de Marrakech es comer o cenar en uno de estos restaurantes intentando conseguir la mesa lo más cerca posible del mirador.

Nosotros los dos días que cenamos en la plaza, uno en el restaurante l’Adresse y el otro en una Pizzeria Aqua, lugares muy recomendable, sobre todo el primero en el que aparte de las vistas la comida esta muy bien. También fuimos al Café de France donde hay una de las mejores terrazas de toda la plaza.

Plaza Jamaa el Fna

El Palacio Bahía

La mañana entera del primer día que pasamos completo en Marrakech lo teníamos reservado para hacer una visita guiada con un guía local. Puntuales a las 9 de la mañana, nos vino a buscar a nuestro ria, siendo lo primero que fuimos a visitar el Palacio de Bahía, situados a escasos 5 minutos andando de nuestro alojamiento.

Construido a finales del Siglo XIX, a cabo gran visir del sultán Abdelaziz Si Moussa, este palacio de más de 8 hectáreas (80.000 m2, 12 campos de fútbol) tenía el objetivo de convertirse en el palacio más grande de todos los tiempos. Después de su época de máximo esplendor cuando pasó a manos de Abu Bou Ahmed, un esclavo negro que llegó a ser visir, el palacio quedó completamente desvalijado la muerte.

Actualmente, lo más destacable de la visita al Palacio de Bahía es la sala del harén, donde el visir convivía con sus 4 mujeres y 24 concubinas.  A pesar de la falta de decoración del lugar, hay varios detalles únicos y que hacen que sea una visita que merezca la pena, si estamos de turismo por Marrakech.

  • Precio Palacio Bahía: 70 DH (unos 7€)
  • Horario Palacio Bahía: de 9:00 a 16:30
Palacio Bahia Marrakech
Palacio Bahia Marrakech
Palacio Bahia Marrakech
Palacio Bahia Marrakech

El Zoco de Marrakech

Después de salir del palacio nos dirigimos al Zoco de Marrakech, lugar en el que nos adentraríamos en multitud de ocasiones durante nuestra estancia en al ciudad

En plena medina, caminando por el lateral norte de la Plaza Jamma El Fna, entramos en un mundo tan caótico como atrayente, el zoco de Marrakech. Organizados por gremios, cosa que facilita la orientación, encontramos un sin fin de tiendas por un entramado de calles laberínticas donde la única premisa que os podemos dar es disfrutad, sin agobiaros.

Ya sean souvenirs, especies, farollillos, ropa, babuchas, comida, casi todo lo que os podáis imaginar lo podemos encontrar en el zoco de Marrakech. Indispensable que si nos gusta algo saquemos a relucir nuestras dotes de regateo, ya que los turistas de todas las nacionalidades que suelen abarrotar el lugar son carne de convertirse en el agosto de los ágiles comerciantes marroquíes.

Irte de Marrakech sin perderte en su zoco sería equiparable a marcharte de Estambul sin comprar en el Gran Bazar.

Una de las cosas que buscábamos del zoco de Marrakech era podernos sacar una foto en una de las tiendas de lámparas que hay (son muy instagramers. jeje). Queremos dar las gracias a Mouhssine and Hassan, hermanos gemelos del Sahara, de La Caverne Artisanale, que sin pedirnos nada a cambio nos dejaron sacarnos  decenas de fotos en su tienda.

La Caverne Artisanale,
La Caverne Artisanale,
La Caverne Artisanale,
La Caverne Artisanale,

Como recomendación, la mejor forma de descubrir el zoco es por libre y perderte por sus calles. Si se hace con guía lo más probable es que acabes en alguna de las tiendas donde este tenga algún tipo de acuerdo y acabes pagando más de la cuenta por las cosas. A nosotros nos llevaron a una especie de macrofarmacia, donde nos explicaron por ejemplo como se hacía el aceite de argan, pero el precio que nos querían vender el pote era más del doble del que finalmente lo conseguimos en Rabat. Eso sí, Judit y Leila se hicieron un tatuaje de hena por unos 2€, precio realmente competitivo.

  • Precio Zoco: pasear en gratis, las compras lo que tus dotes de regateo te permitan
  • Horario tiendas Zoco: de 9:00 a 19:00 (las tiendas van cerrando a medida que avanza la tarde)
Zoco Marrakech
Zoco Marrakech
Zoco Marrakech
Zoco Marrakech

Mezquita Koutoubia

Al último lugar que nos llevó el guía antes de despedirse de nosotros fue a la Mezquita Koutoubia, que ya habíamos visito desde la distancia la noche anterior.

Situada a escasos metros de la Plaza de Jamaa el Fna, el minarete de la Mezquita Koutoubia es otro de los símbolos más reconocibles de todo Marrakech. Construida a mediados del siglo XII, con una curiosa historia detrás, esta torre de 69 metros de altura sirvió de inspiración para construir años más tarde la Giralda de Sevilla y la inacabada Torre Hassan de Rabat, que visitaríamos días después.

Debido a su similitud la Mezquita de Koutoubia y la Giralda de Sevilla a veces se las denominan somo las torres gemelas. A este grupo se hubiera unido la Torre de Hassan pero no se finalizó debido a la muerte del sultan

El nombre Koutoubia significa, Mezquita de los Libreros, ya que en los terrenos donde se construyó y sus alrededores estaba situado el zoco de los vendedores de libros de Marrakech.

Como la mayoría de mezquitas y edificios religiosos mulsulmanes, no es posible entrar a la mezquita si no se practica esta religión, así que nos tenemos que conformar en contemplarla por fuera.  A pesar que desde la plaza donde esta situada se observa perfectamente, quizás el mejor lugar para verla con perspectiva son los jardines que están situados justo detrás de esta.

Mezquita Koutoubia
Mezquita Koutoubia
Mezquita Koutoubia
Mezquita Koutoubia

Museo Dar Si Sad

Después de tomar la mezquita, y recuperar fuerzas, nuestra intención inicial era ir a visitar la Madrasa Ben Youssef, pero minutos antes el guía nos había comentado que estaría cerrada hasta el 2020 a causa de unas fuertes obras de remodelación, así que tuvimos que cambiar nuestro plan inicial.

Sin rumbo fijo, casi por casualidad nos encontramos en frente del Museo Dar Si Sad, Museo de las Artes Marroquíes, que se trata del museo más antiguo de la ciudad y esta situado en un bonito palacio del siglo XI, así que entramos directamente.

El museo en si está dedicado principalmente al textil y a alfombras de época, pero a nosotros lo que más nos gustó, y con diferencia, es el edifico en si, que nos recordó al palacio que acabábamos de visitar por la mañana, en pequeño pero con una decoración más estridente y visual.

  • Precio Museo Dar Si Sad: 30 DH (unos 3€)
  • Horario Museo Dar Si Sad: de 10:00 a 18:00 (martes cerrado)
Museo Dar Si Sad
Museo Dar Si Sad
Museo Dar Si Sad
Museo Dar Si Sad

Palacio Badi

El segundo día en Marrakech, amanecimos temprano ya que antes de dirigirnos a las cascadas de Ouzoud, queríamos visitar el Palacio Badi, situado a 2 minutos andando del riad.

Este palacio fue una de las grandes decepciones de Marrakech, no por qué no valiera la pena, sino por qué estaban montando un concierto en su patio principal y los lugares más fotogénicos del palacio estaban vallados y llenos de obreros.

Palacio Badi Marrakech
Palacio Badi Marrakech, la realidad que nos encontramos

Una pena, ya que una de los fotos más bonitas de este palacio es la de su edificio principal reflejado en las aguas de las piscinas que hay justo enfrente del mismo, y cuando lo visitamos por no hacer no había ni las piscinas.

Si obviamos esto, el Palacio Badi, se trata de un edificio del siglo XVI, mandado construir por el sultán Ahmed al-Mansour para celebrar la victoria en la Batalla de los Tres Reyes sobre el ejército portugués. Actualmente la mayor parte del palacio, que llegó a tener más de 300 habitaciones se encuentra en ruinas, pero merece la pena entrar en él (si no fuera por las obras), solo por ver su patio de naranjos y el pequeño museo que hay en su interior.

  • Precio Palacio Badi: 70 DH (unos 7€)
  • Horario Palacio Badi: de 9:00 a 17:00
Palacio Badi Marrakech
Palacio Badi Marrakech

Mezquita Moulay el Yazid

Para llegar del Palacio Badi a las tumbas Saadies, se pasan por unas estrechos callejones que desembocan en la plaza Moulay el Yazid y su mezquita. Aunque no es un lugar que suela aparecer en las guías o imprescindibles de Marrakech se trata de una de las mezquitas más importantes de Marrakech situada en la antiga kasbah de la ciudad.

Fue construida en la época de Yacoub el Mansour (1184–1199), de la dinastía de los Almohades, para recordar su victoria en una batalla militar de Al Arak. Como la mezquita Koutubia no es posible visitarla por dentro.

La entrada de las tumbas saadies se encuentra junto en el lateral de la Mezquita, en su parte trasera y es fácilmente localizable, más que por los carteles por el trajin de turistas que entran y salen de las tumbas.

Mezquita Moulay el Yazid
Mezquita Moulay el Yazid

Tumbas Saadies

Las tumbas saadies son un claro ejemplo de lo mal que nos planificamos nuestra ruta por Marrakech. Debido a que no miramos el horario de los monumentos a visitar nos las encontramos cerradas en el día anterior, y esa mañana, la última que podíamos visitarla cuando llegamos a ellas solo teníamos 10 minutos ya que Hamza nuestro chófer nos estaba esperando para dirigirnos a las cataratas de Ouzoud.

Nuestra idea era entrar muy rápido en las tumbas, sacar un par de fotos y ir casi que corriendo para el riad y así no hacer esperar mucho a Hamza, pero hubo una cosa que no contábamos con ella…

En un par de páginas que habíamos visto el día de antes, al planificar nuestra ruta express por el Palacio Badi y las tumbas habíamos visto que el precio de la entrada era de 10 DH por persona, es decir 1€, cifra que íbamos a pagar sin problemas a pesar de que íbamos a estar solo 5 minutos en las tumbas. El problema vino al llegar a la entrada, ya que el precio de 1€, era solo para los ciudadanos marroquíes y si eras de cualquier otra nacionalidad la visita a las tumbas te pasaba a costar 70DH (7€), así que muy a nuestro pesar, decidimos dar marcha atrás y dejarnos la tumbas para la próxima vez que visitemos Marrakech.

Lo que nos perdimos no entrando en las Tumbas Saadies es un espectacular cementerio real del siglo XVI, donde destaca sobre todo la sala de las 12 columnas donde estan los restos de Ahmad al-Mansursultán de la dinastía saadí desde 1578 hasta su muerte en 1603, el sexto y el más famoso de todos los gobernantes de los saadíes.

  • Precio Tumbas Saadies: 70 DH (unos 7€)
  • Horario Tumbas Saadies: de 9:00 a 17:00

Barrio de Gueliz

Después de volver de la visita a las cascadas de Ouzoud, nos dirigimos a nuestro nuevo hotel en Marrakech situado en el barrio de Gueliz.

La zona de Gueliz podemos decir que es la parte nueva de Marrakech y sin dudas el lugar más occidentalizado de toda la ciudad. Aunque está a solo 30 minutos andando de la medina es como entrar en un mundo completamente diferente lleno de amplias avenidas, centros comerciales, rastaurantes y las cadenas de tiendas más famosas del mundo.

Aunque es una zona cómoda para tener el hotel, debido a que es fácil entrar en coche y no está llena de callejones como la medina nosotros preferimos mil veces el alojarnos en la parte antigua de Marrakech para poder vivir más de cerca el encanto del país que estamos visitando.

Fiesta Marrakech Gueliz
Fiesta Marrakech Gueliz

Murallas de Marrakech

Ya estábamos en nuestra última noche en Marrakech, y a pesar de que el hotel lo teníamos en la zona de Gueliz, decidimos dirigirnos de nuevo hasta la plaza Jamma el Fna para disfrutarla por última vez. A pesar de que valoramos muy seriamente coger un taxi finalmente realizamos el camino a pie, y no nos arrepentimos de la decisión.

Cogimos la Avenida Mohamed V, una de las más importantes de todo Marrakech, y casi sin darnos cuenta estábamos enfrente de una de las 19 puertas de la muralla de Marrakech que separa la medina del resto de barrios de la ciudad y que esta construida principalmente en arcilla y adobe.

Aunque no es uno de los lugares más visitados de la ciudad, es habitual ver a bastantes turistas coger una calesa (carro tirado por caballos) cerca de la Mezquita Koutoubia para realizar un trayecto que suele recorrer algún tramo de la muralla, y descubrir alguna de sus puertas, siendo la más famosa estre estas la Puerta de Bab Agnaou del siglo XII y considerada una de las obras maestras del arte almohade. Otras puertas a destacar serían las puerta de Bab Nkob, Bab Doukkala, Bab Fteuh y Bab Aghmat.

Muralla Marrakech
Muralla Marrakech

Jardines de Mallorelle

En realidad en este espacio encontramos el Jardin botánico de Mallorelle y el museo de Yves Saint Laurent, que tiene una entrada que se compra por separado.

Cuando miramos en casa qué ver y hacer en Marrakech estos jardines nos parecieron muy fotogénicos y teníamos claro que era uno de los lugares que íbamos a visitar.

Aquí vino otro de los problemas del planning que hicimos, ya que la idea era visitarlos el mismo día que marchábamos hasta Essaouira a primera hora, pero al llegar allí la cola que había para comprar la entrada era tan larga que nos lo repensamos y decidimos tirar directamente para la playa, ya que tenía pinta de que nos podíamos pasar mucho rato esperando para entrar.

Jardines de Mallorelle
Jardines de Mallorelle, cola en la entrada

Una pena, sí, pero al final hay veces que cuando viajas has de decidir sobre la marcha y decidimos sacrificar un poco Marrakech y sus jardines para perdernos lo mínimo posible de Essaouira, que ya os avanzamos que es una ciudad que nos enamoró.

Seguro que al igual que con las tumbas saadies, cuando volvamos a Marrakech seguro que visitaremos estos jardines. Dentro lo que podremos ver es:

  • el jardin botánico, con sus  cactus, palmeras, bambú, cocoteros, bananeros, plantas de jardín y plantas acuáticas (precio entrada: 70DH)
  • el museo Berber, pequeño museo introductorio a la cultura berebere. (precio entrada: 30 DH)
  • y el Museo Yves Saint Laurent, espacio de más de 4.000 m2 dedicados al diseñador. (precio entrada: 100 DH)

Como veis para vistar todo lo que hay que ver en este luagr es probalble que necesitemos una mañana entera, por lo que no nos arrepentimos de dejarlo para otra vez que visitemos la ciudad

  • Precio: hay una entrada conjunta (jardines + museo bereber + museo Yves Saint Laurnet) por 180DH
  • Horario jardines y museos: de 9:00 a 18:00 (la mejor hora para visitarlo es por la tarde que hay mucha menos gente que por la mañana, ya que todos los tours turísticos suelen ir a primera hora a estos jardines)

Madrasa de Ben Youseff

Como os comentamos en nuestro post sobre Fez, donde sí que pudimos visitas una de sus madrazas, concretamente la Madrasa Cherratine, una madrasa se trata de escuela donde se practica la enseñanza de la religión islámica, siendo la lectura del coran uno de los ejes básicos de esta educación. Lo más habitual es que los jovenes que van a esta escuela lo hagan después de sus clases habituales ya sean en el colegio o la universidad.

La Madrasa de Ben Youseff es la más grande de todo Marruecos y una de las más visitadas. Construida a mediados del siglo XVI tiene más de 100 celdas y en ella pueden estudiar a la vez casi 1.000 alumnos.

Lo más impresionante de una madraza suele ser el patio central y en la Madrasa de Ben Youseff no es una excepción. Por desgracia hasta el año 2020 estará en obras de remodelación, por lo que es otra de las visitas que nos dejamos para la próxima visita a Marrakech (como veis, nos hemos dejado muchas cosas, así que seguro que en cuanto podamos, y la madraza este abierta al publico tocará hacer otra escapada a esta ciudad)

Otros lugares interesantes de Marrakech

Aunque nosotros ya nos dirigimos para Essaouira, no os perdáis nuestro próximo post de Marruecos, Marrakech tiene todavía muchas cosas para ver y hacer que a nosotros no nos dio tiempo. Entre estas cosas tenemos:

  1. Jardines de Menara: Situados en la parte Oeste de Marrakech, a una hora aproximadamente andando de la plaza Jamaa El Fna, encontramos los jardines de menara, los más conocidos de la ciudad y en los que  destaca en su enorme lago artificial que recoge del deshielo del Atlas a través de un complejo sistema de canales subterráneo ideado por lo almohades.
  2. El Museo de Marrakech: situado cerca de la Madrasa es un moderno museo de arte contemporáneo.
  3. El Palmeral de Marrakech: zona con más de 100.000 palmeras situada a unos 10 kilómetros al nordeste de la ciudad

Qué ver cerca de Marrakech

Como hemos visto para no perdernos nada de Marrakech sería necesario destinar de dos días y medio a tres para visitar solo la ciudad, esto sí, bien organizados.

Aparte de las visitas de la propia ciudad, Marrakech nos puede servir de base para realizar varias excursiones que os recomendamos hacer, esto sí, en función de los días que tengas para visitar esta zona.  Entre estas tenemos:

  1. Excursión a Essaouira: visita al este pueblo pesquero situado a unos 3 horas de Marrakech. Nosotros fue la parada siguiente en nuestra ruta por Marruecos por la que pasamos allí la noche, aunque hay bastantes excursiones de un día a esta bonita población costera.
  2. Vista al desiero de Zagora: desierto más cercano a Marrakech, siutado a unos 350 kilómetros. Lo más habitual es una excursión de 2 días en la que domrimos en una haima en el desierto.
  3. Ouazarte y Ait Ben Haddou: poblaciones que visitamos antes de llegar a Marrakech. Excursión más que recomendable de un día desde Marrakecha
  4. Cascadas de Ouzoud: visita a estas espectaculares cascadas, las más altas de todo África, situadas a unas 3 horas en coche de Marrakech. Aunque se trata de un lugar que no esta mal, probablemente lo hubiéramos quitado de nuestra ruta para poder visitar mejor lo que nos quedó de Marrakech.
  5. Valle de Ourika: situado a unos 40 kilómetros de Marrakech, se trata de una de las excursiones más habituales desde Marrakech, en la que se visita un bonito paraje natural como el valle de Ourika recorriendo su río y las 7 cascadas y se puede visitar un típico pueblo bereber.
Cascadas Ouzoud
Cascadas Ouzoud

Ruta ideal 3 días en Marrakech

Como hemos contado en varias ocasiones la planifiación que hicimos nosotros de nuestra visita a Marrakech no fue la mejor. Os dejamos aquí con una pequeña idea de lo  que haríamos ahora para evitar cometer los errores que hicimos esta vez:

  • Día 1: Palacio El Badi (9 a 11); Mezquita Moulay el Yazid y Tumbas Saadies (11 a 13), tarde en el zoco, museo Dar si Sad y plaza Jamaa el Fna y Mezquita Koutoubia
  • Día 2: Palacio Bahia (9 a 11); Madraza de Ben Youseff (11 a 13); Jardines Mallorelle (15 a 18); Noche plaza Jamaa el Fna
  • Día 3: Jardines de Menara, El Palmeral y tiempo libre

Nuestros hoteles en Marrakech

Como comentamos al explicar nuestra ruta de 10 días por Marruecos el viaje lo hicimos esta vez con la agencia Capsim Tourisme. Los hoteles que nos seleccionó para Marrakech fueron:

Riad el Palmier

Bonito riad, hasta con piscina, situado en una de las mejores zonas de Marrakech, a unos 10/15 minutos de la plaza Jamaa el Fnaa y junto al Palacio El Badi. Personal muy amable, buen desayuno y habitaciones muy cómodas. No se puede pedir más a un buen alojamiento en Marrakech. Riad Palmier

Riad El Palmier
Riad El Palmier

Hotel Corail

La tercera y última noche en Marrakech la pasamos en el barrio nuevo, concretamente en el Hotel Corail. Se trata de un cómodo hotel de 3 estrellas, en una céntrica avenida. De aquí destacamos sobre todo el trato del personal, cuyo recepcionista de noche no dudo ni un instante en dejarle a Judit su propio secador de pelo al bajar abajo a preguntar si tenían en el hotel.

Aunque el hotel está bien, tiene mucho más encanto alojarse en un riad en la medina.

Esto en lo que es podemos contar de Marrakech. Como veis seguro que volveremos para intentar contaros de primera mano los lugares que nos hemos dejado esta vez. Esperamos que os haya gustado el post sobre qué ver y hacer en Marrakech y os animamos a dejarnos algún comentario o valoración

¿Nos ayudas compartiendo?
  • 240
    Compartidos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.