Amanecer en el Desierto de Merzouga, Marruecos

,

Disfrutar de una noche en el desierto, imprescindible en cualquier viaje a Marruecos. Nuestro día en el Desierto de Merzouga y las Dunas Erg Chebbi.

Después de casi un día de viaje desde Fez, pasando por varios lugares interesantes como os comentamos hace unos días, llegamos por fin a uno de los puntos álgidos de nuestro viaje por Marruecos, el desierto de Mergouza.

Desierto de Merzouga Marruecos que ver y hacer
Desierto de Merzouga Marruecos que ver y hacer

El desierto de Merzouga es el desierto por excelencia de Marruecos. A pesar de que existen algunas opciones más cercanas a las ciudades de Fez o Marrakech, el paisaje y vivencias que podemos vivir en este lugar son incomparables.

Desierto de Merzouga, dunas Erg Chebbi

Aunque popularmente todas las excursiones y rutas hablan del desierto de Merzouga, si somos exactos, donde realmente disfrutaremos de lo que entendemos como desierto, dunas y arena, es en la zona denominada como Erg Chebbi, que se trate de único erg (zona arenosa) del Sahara en Marruecos.

Dunas Erg Chebbi

La zona en la que nos encontramos, es una de las zonas de Marruecos donde más domina tanto el clima como los paisajes desérticos, mezclando desiertos arenosos, denominados erg, con otros más rocosos, hamada.

Erg Chebbi se trata de la zona de dunas más accesible de todas y una de las más grandes, con una superficie que supera los 100 kilómetros cuadrados (22 kilómetros de largo y 5 de ancho). Aparte de sus dimensiones lo más impactante y destacable son la altura que pueden alcanzar sus dunas, algunas de ellas llegan a alcanzar más de 150 metros de alto.

Desierto de Merzouga Marruecos
Erg Chebbi dunas

Estas espectaculares dunas, que si encontramos un buen sitio parece que solo desaparezcan en el infinito, están compuestas de una arena de un tono anaranjado, típico de las arenas de Sahara.

Los pueblos más cercanos a las dunas de Erg Chebbi, y por lo tanto punto de acceso del turismo al desierto son las poblaciones de Hassi-Labiad y sobretodo Merzouga, por lo que a nivel turístico acabamos hablando casi siempre del desierto de Merzouga.

Nuestra excursión al desierto de Merzouga

Llegamos pasadas las 6 de la tarde al campo base del Hotel Nomad Palace, sin tiempo para nada más que hacer el checkin dejamos las maletas en el 4×4 que se dirigía hacia el campamento donde pasaríamos la noche.

Excursión en dromedario hasta las haimas en el desierto

Nosotros el recorrido desde el campo base del hotel hasta el campamento, donde nos esperaban las haimas en las que pasaríamos nuestra única noche en el desierto, lo hicimos en dromedario. 

Desierto de merzouga marruecos dromedario
Desierto de merzouga marruecos dromedario

Subidos los 4 en nuestro dromedario correspondientes y ataviados en plan touareg con nuestros pañuelos en la cabeza, estábamos listos de recorrer el camino que nos separaba de nuestra meta final, las haimas de nuestro campamento en el desierto.

El camino, de una hora de duración aproximadamente, hemos de decir que se hace bastante pesado. Los dromedarios no son un medio de transporte demasiado cómodo ni rápido, pero sí que es verdad que los asociamos tanto al desierto que no te imaginas el estar allí y no hacer esta excursión.

Mientras te vas alejando de las carreteras, los hoteles y del bullicio en general te das cuenta que empiezas a estar rodeado solo de una fina arena que parece que va cambiando de color a medida que el tiempo pasa y el sol se va apagando. A medio camino, para poder disfrutar de la puesta de sol en el desierto, nos bajamos de nuestras monturas y nos enfilamos encima de una duna cercana para poder contemplar relajados este gran espectáculo de la naturaleza.

Una noche en el desierto, haima y espectáculo berebere

Pasado el momento álgido de la puesta de sol, volvimos a nuestros dromedarios para llegar, esta vez sí, a nuestro destino final, el campamento beduino donde pasaríamos la noche.

Casi 12 horas después de salir de Fez, por fin, llegamos a nuestra haima con las maletas esperándonos. Había sido un viaje largo, con muchas experiencias y bastante agotador, pero el día no finalizaba todavía, nos quedaba quizás lo mejor, la cena y el espectáculo de música y baile bereber a la vera del fuego que iluminaba junto a la luna casi llena nuestro campamento del desierto de Merzouga.

Campamento desierto Merzouga
Campamento desierto Merzouga
Campamento desierto Merzouga
Campamento desierto Merzouga

Después de una cena tranquila en plan buffet libre, muy buena por cierto, no tardamos mucho en abandonar la fiesta posterior.  El cansancio y el madrugón que nos esperaba al día siguiente pesaron mucho en nuestra decisión de ser de los primeros en retirarnos con sigilo mientras otros grupos de turistas, algo pasados de alcohol, disfrutaban cantando y bailando sin importales el mañana.

Hemos de decir que tanto las haimas, con una cama bastante cómoda, baño propio con ducha, electricidad y hasta agua caliente como el campamento en general nos sorprendieron muy gratamente.

Amanecer en el desierto

No eran ni las 6 de la mañana que ya estábamos en pie. Una ducha más que rápida y ataviados para la ocasión, bien sobretodo Judit con su vestido blanco, nos dirigimos hacia lo alto de una duna cercana al campamento para poder disfrutar de la salida de sol.

Ver el amanecer en el desierto es una experiencia espectacular y sin duda lo mejor de todo lo que vivimos en Merzouga. Si se consigue un buen lugar la sensación de libertad que tienes viendo como el sol se despereza y empieza a iluminar el desierto es única.

Amanecer en el desierto de Merzouga
Amanecer en el desierto de Merzouga
Amanecer en el desierto de Merzouga
Amanecer en el desierto de Merzouga

A pesar de la hora, ni el sueño ni el cansancio existen, la experiencia de ver el amanecer solo tiene una cosa mala, que es muy breve y se ha de mirar de aprovechar al máximo y saber compatibilizar el tiempo para disfrutar del momento y el que destinamos a buscar la mejor foto para nuestras redes (y en el caso de tener blog para este).

Vuelta al campo base en 4×4

A pesar de que teníamos contratado para la vuelta el recorrido en dromedario hasta el campo base, preferimos hacerlo en coche ya que como comentamos la experiencia de montar en camello/dromedario, es bastante incomoda.

Así que después de desayunar y hacer de nuevo la maleta en poco más de 10 minutos llegamos de nuevo al Nomad Palace para dirigirnos a nuestro próximo destino: Tinghir y las Gargantas de Todra, camino a Marrakech.

Excursión al desierto de Merzouga, nuestra opinión

Si os somos sinceros acabamos nuestra excursión en el desierto de Mergouza con una sensación agridulce. El lugar es increíble pero echamos de menos adentrarnos algo más en el desierto y sus dunas para poder disfrutar de una forma más intensa de la soledad del desierto.

Después de tantas horas de viaje, el estar poco más de 12 horas viviendo en primera persona el desierto es demasiado poco y casi no te da ni tiempo a darte cuenta que estas en un lugar único que ya estás haciendo las maletas para dejarlo.

Desierto de merzouga campamento
Desierto de merzouga campamento
Desierto amanecer
Desierto amanecer

También juega en contra de esta excursión, las increíblemente altas expectativas que genera y a veces, si no se acaban de cumplir generan esta sensación algo injusta si la comparamos con las  que nos pueden generar otros lugares que están varios escalones por debajo de este.

Lo que realmente nos faltó a nosotros es un día más en el desierto, donde descansados y sin la resaca de todo el día en el coche seguro que hubiéramos disfrutado como enanos de sus dunas e inmensidad. Así que si estáis planeando una ruta por Marruecos y podéis por días es una opción que tendría mucho peso en la balanza si volviéramos a organizar un viaje por Marruecos.

Excursiones al desierto de Merzouga

Visitar el desierto de Merzouga puede ser parte de una ruta de varios días por el desierto o también es muy habitual hacer esta escapada en una excursión de uno, dos o tres días desde Fez o Marrakech.

Excursión al desierto de Merzouga desde Marrakech

Marrakech es sin duda una de las ciudades más espectaculares de Marruecos, así que una combinación de esta ciudad + desierto de Merzouga es una opción espectacular.

La  propuestas más habitual es la excursión de tres días visitando Ait Beh Haddou, Ouarzazate, garganta de nadesy noche en haima en el desierto (101 viajes 110€ , getyourguide 110€ y civitatis 150€)

Ait Ben Haddou Marruecos
Ait Ben Haddou Marruecos, camino al desierto

Excursión al desierto de Merzouga desde Fez

Si nuestra ciudad de partida es Fez, también podemos hacer una escapada al desierto, que normalmente es de 2 días y una noche en una haima.

La excursión partiendo a primera hora de la mañana de Fez nos lleva por Ifrane, Arzoud y Erfoud (que es exactamente lo que hicimos nosotros) y después de la noche en la haima se vuelve por Rissani y el valle del  Ziz. Las propuestas que podemos encontrar por Internet son Civitatis, 140€, getyourguide 195€

Nomad Palace, nuestro hotel en el desierto

El hotel que nos buscó en este caso Khadija (agencia Capsim Tourisme) fue el Nomad Palace. Hemos de decir que nos gustó muchísimo ya que a pesar de que nos alojamos en las haimas estándard (no las luxury) estas tenían todo tipo de comodidades inimaginables en el desierto.

Aparte de la comodidad de las haimas nos encantó la cena que tuvimos. Solo hemos de decir que repetimos varias veces de bastantes de los platos que había en el buffet. El espectáculo bereber, que hay después de la cena es bastante turístico pero también bastante ameno.

Es un alojamiento muy recomendable y sin duda volveríamos a él.

Nomad Palace Marruecos
Nomad Palace Marruecos
Campo base Nomad Palace
Campo base Nomad Palace
Cena Nomad Palace Merzouga Marruecos
Cena Nomad Palace Merzouga Marruecos

Más de un día en Merzouga, qué ver y hacer

Si tenéis la suerte de pasar más de un día en el desierto de Merzouga existen muchas actividades para no aburriros. Entre estas tenemos:

  • Disfrutar del desierto y sus dunas en 4×4 o buggy para sentirnos durante un rato como un participante en el Dakar.
  • Recorrer por libre ya sea a primera hora de la mañana o última de la tarde las dunas del desierto.
  • Hacerte un baño de arena, es decir enterrar todo tu cuerpo en la arena dejando solo la cabeza fuera durante 10 minutos.
  • Descubrir algo más de la zona cercana a Merzouga visitando por ejemplo Khamlia (el pueblo de los negros, situado a unos 10 minutos en coche de Erg Chebbi), las minas de Kohl, dedicadas a la extracción de cobre y zinc, los pueblos de Hassilabied y/o  Merzouga, el Lago Dayet Srij de agua semisalada…

Como veis, seguro que si pasamos más de un día en el desierto de Merzouga no os aburriréis. Si volviesemos a hacer la ruta, como hemos comentado es quizás una de las cosas que miraríamos de incluir, pero también en verdad que para incluir un día más en esta zona se ha de sacrificar algún otro lugar y esto es muy complicado…

Desierto de Merzouga, imprescindible de Marruecos
Desierto de Merzouga, imprescindible de Marruecos

Esperamos que os haya gustado y sea útil nuestro post sobre el Desierto de Mergouza dunas de Erg Chebbi. Os animamos a dejarnos algún comentario o valoración si lo veis conveniente.

¿Nos ayudas compartiendo?
  • 15
    Compartidos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.