Qué ver y hacer en Fez, Marruecos

,

Visitamos Fez, te contamos qué ver y hacer en 1 día en esta interesante ciudad de Marruecos

Llegamos bien entrada la tarde del sábado a la ciudad de Fez. Una de las 4 ciudades imperiales de Marruecos junto a Marrakech, Meknes y Rabat.

En nuestra ruta de 1o días por Marruecos destinamos a esta histórica ciudad una tarde más un día entero, que aprovechamos para descubrir los principales puntos turísticos de la ciudad.

1 día en Fez, qué ver y hacer

Después de dejar las maletas en nuestro hotel, o mejor dicho riad, que estaba situado en la medina de Fez, aprovechamos las últimas horas del día para descubrir algunos rincones del barrio antiguo de Fez.

Nuestros imprescindibles en Fez

A continuación os contaremos todo sobre nuestro día en Fez, con los lugares que visitamos y algunos con los que dudamos y que se nos quedaron en el tintero. Pero antes, como solemos hacer, nos mojaremos y os dejamos con nuestros 3 imprescindibles de la ciudad de Fez.

  1. Curtidoría Chouwara, lugar único y del que todavía estamos alucinando.
  2. Como sería trampa en este listado poner toda la medina en general, os proponemos como imprescindible la Bab Boujeloud, Puerta Azul, y la vida de su alrededor.
  3. Visitar una madrasa, si puede ser la Madrasa Attarine, pero como actualmente está en obras cualquiera de las que os hablaremos puede ser una buena opción.
Imprescindible de Fez, Curtidora Chouwara
Imprescindible de Fez, Curtidora Chouwara

La gran medina de Fez

La Medina de Fez, Fez-El-Bali, es la medina más grande del mundo, y fue declarada en el año 1981 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta ciudad fortificada formada por más de 9.000 callejuelas y 500.000 habitantes es un laberinto único, con escasa presencia de coches y sin duda el gran atractivo turístico de la ciudad de Fez.

Lo ideal es tener el alojamiento en el centro de esta medina, si puede ser cerca de la Puerta Azul (Bab Boujeloud) de la que os hablaremos más adelante. Nosotros al llegar tirando a tarde el primer día solo nos dio tiempo a salir del riad para callejear un poco y buscar una terraza para cenar, en nuestro caso con vistas a la puerta.

Sin tiempo para mucho más que callejear decidimos ir a dormir relativamente temprano estar al 100% al día siguiente que nuestro guía local nos estaría esperando para conocer el encanto que nos esconde Fez tanto dentro como fuera de sus murallas.

El Palacio Real

La primera visita que realizamos en nuestro día en Fez fue al Palacio Real (Dar al-Makhzen) construido en el siglo XIV. El Palacio tenía tales dimensiones que tuvo que ser construido fuera de la medina Fez-El-Bali, y tras su construcción, dio origen a la denominada medina nueva de Fez, Fez el-Jdid, formada principalmente de casas y negocios que servían para abastecer a este enorme palacio.

El palacio no se puede visitar por dentro, así que nos tenemos que limitar a contemplar su espectacular fachada donde destacan por encima de todo sus 7 puertas de madera maciza y cubiertas en bronce. Estas 7 puertas representan tanto los días de la semana como los niveles de jerarquía monárquica existentes en el país.

Palacio Real
Palacio Real

El Barrío Judio (Mellah)

Situado a escasos metros del Palacio Real, el barrio judío es otro de los imprescindibles de esta nueva medina que se formo alrededor de este.

Una Mellah, en general es el nombre que reciben los barrio judíos amurallados situados en diversas ciudades de Marruecos (algo similar a lo que sería un gueto).  La Mellah de Fez es la primera de todas ellas fundada a mediados del siglo XV. La historia de este barrio va muy ligada a la evolución de las dinastias que gobernaban en la ciudad, viviendo auténticos episodios históricos dignos de la mejor película de cine.

Actualmente, el Barrio Judio se trata de un lugar algo más tranquilo que la medina antigua, donde lo ideal es que destinemos entre media hora y una hora a pasear por sus calles y ver la fisonomía típica de las casas judías donde normalmente siempre hay un negocio en la parte inferior con su vivienda en la parte superior con unos peculiares balcones exteriores orientados hacia el patio interior de las casas.

Si nos salimos de su calle principal, Rue Mellah, lo que nos encontraremos son con diversos locales muy humildes que parecen semi abandonados pero que tiene toda la impresión de tener una gran historia detrás de cada uno de ellos.

Que ver y hacer en Fez, Barrio Judio
Barrio Judio de Fez, Mellah

Borj Nord

La siguiente parada es la fortaleza de Borj Nord, situada a unos 10 minutos en coche del Palacio Real y el barrio judio. Este edificio, sede del actual museo de armas, al que nosotros no entramos ya que estaba cerrado por obras, esta situado en lo alto de una colina, situación privilegiada para poder vigilar y proteger a la antigua medina de Fez.

Que ver y hacer en Fez, Borj Nord Fortaleza
Borj Nord Fortaleza

Construido durante el siglo XVI, es uno de los mejores miradores de toda la ciudad. Desde allí se puede contemplar la ciudad de Fez desde diversos ángulos y ver el contraste que hay entre la parte más antigua de la ciudad y otros lugares más modernos.

A pesar de que las vistas son espectaculares, si vais en coche, a nosotros nos gustaron algo más las vistas que hay algo más abajo, en el camino de subida al Borj Nord, ya que pese a que la amplitud de vistas en algo menor, la proximidad con los lugares más relevantes hacían de lo que veíamos fuera todavía más especial y diferente.

Plaza R’Cif

La Plaza R’Cif , delimitada por las puertas Bab R’Cif y Bab Sid L’Aquad, fue en nuestro caso el punto de entrada de nuevo a la medina antigua de Fez. Después de visitar los puntos más alejados de esta a primera hora de la mañana todo lo que resta de nuestra estancia en la ciudad lo pasaremos en la inolvidable Fez-El-Bali.

Esta plaza, que cuando pasamos nosotros estaba bastante tranquila tiene algunos puestos callejeros y siempre hay varios niños jugando a fútbol mientras los turistas van pasando a cuenta gotas. Para empezar a callejear de nuevo por el entramado de calles de la medina tenemos que cruzar el pequeño río que atraviesa parte de la ciudad de Fez.

Que ver y hacer en Fez, R'Cif
Plaza R’Cif

Plaza Seffarine

Callejeando por la ciudad, de repente entre el bullicio de la gente se empezó a oír el sonido de un martillo chocando contra algo metálico. Nos acercábamos a la Plaza Seffarine, lugar donde los artesanos del cobre, caldereros, trabajan este metal para elaborar todo tipo de utensilios típicos marroquís como teteras y bandejas que después serán vendidos en los diversos puestos del zoco de la medina.

Aunque el desorden y frenetismo reina en la medina, podemos decir que se trata de un caos ordenado, donde los zocos que nos vamos encontrando se organizan por temáticas y profesiones. En esta pequeña plaza triangulas encontramos a los maestros caldereros mientras que a escasos metro encontraremos zocos de tintoreros y los curtidores que no abandonan el espíritu artesanal del lugar.

Visitar una Madrasa (o varias)

No podemos marchar de Fez sin visitar una madraza, en nuestro caso la que visitamos fue la Madrasa o Medersa Cherratine, situado muy cerca de la Plaza Seffarine, aunque después de nuestra experiencia y de lo que hemos visto en algunas guías os recomandaríamos más visitar las madrasas de Attarine o Bou Inania

Una madrasa se trata de escuela donde se enseña la religión islámica y el coran a sus alumnos. Normalmente esta escuela complementa a las escuelas y universidades generales, siendo un lugar al que se dirigen los estudiantes después de sus rutinas escolares habituales para introducirse y conocer realmente lo que significa el islamismo.

Pequeño matiz: La terminología de madrasa es diferente en occidente que para el mundo árabe, ya que para nosotros esta nomenclatura va ligada a la religión y en cambio para el mundo islámico una madrasa se trata de cualquier escuela, ya sea o no religiosa.

Podemos decir que Fez es la capital del Islam en Marruecos, y el número de madrasas y mezquitas que hay en Fez comparados con el de otras ciudades de Marruecos lo demuestra.

Que ver y hacer en Fez, madrasa
Que ver y hacer en Fez, ir a una madrasa

Madrasa Cherratine

Madras que visitamos nosotros (por indicación de nuestro guía local). La Madrasa de Cherratine, se trata de un edificio de finales del siglo XVII, bastante más moderna que las madrasas Bou Inania y Attarine que son las más visitadas de la ciudad. El precio de la entrada es de unos 2€ y aparte de poder ver el edificio en sí, esta madrasa es la única en la que es permitido visitar las alulas y habitaciones situadas en los pisos superiores.

Que ver y hacer en Fez, Madrasa Cherratine
Madrasa Cherratine

Madrasa Attarine

Quizás la madrasa más bonita de toda la ciudad. Construida entre el 1323 y 1325 bajo las órdenes del sultán Abu Said. Actualmente (abril de 2019) está cerrada por obras de rehabilitación y por esto no la pudimos visitar.

Presenta una estructura de patio central con una preciosa fuente y las habitaciones en los pisos superiores, similar a la Madrasa Cherratine. Se dice que es la más bonita de todas ya que es la que tiene más detalles ornamentales y la que presenta un mejor estado de conservación.

Madrasa Bou Inania

La Madrasa de Bou Inania, fue construida a mediados del siglo XIV (1351-1357) y tiene la particularidad que es la única de estas escuelas islámicas de Fez que tiene un minarete, ya que aparte de escuela, los viernes también funcionaba como mezquita.

La estructura de esta madrasa es similar a la de las 2 madrasas anteriores y por extensión a casi todas las madrasas de la época. Siempre hay un patio interior fácilmente accesible desde la entrada que está rodeado de diversos pisos donde se encuentran las aulas y las habitaciones de los residentes en la escuela. De las Madrasa de Bou Inania destacan sus paredes con tallados de madera excelentemente conservados.

El precio de la entrada es de 10DH (1€).

¿Qué madrasa/s visitar en Fez?

Sin duda alguna la madrasa que se ha de visitar sí o sí, es la Attarine, a ver cuando acaban las obras!.

Nosotros como hemos explicado fuimos a la Madrasa Cherratine. Si volviéramos Fez probablemente, por lo que hemos visto en fotos de la  Madrasa de Bou Inania y en realidad de la Madrasa Cherratine  probablemente elegiríamos la Bou Inania para hacer la visita, si solo pudiéramos escoger una (lo mejor, por el precio que valen y por el tiempo que nos conlleva sería visitar las 2 o 3 cuando la Attarine este abierta, si nos lo podemos combinar)

Curtiduría Chouwara

Sin lugar a dudas el lugar que más nos sorprendió de todo Fez. En el corazón de Fez-El-Bali, después de callejear por varios estrechos callejones llegamos a unos de los lugares más indescriptibles, pintorescos y mal olientes de todos los que hemos visitado en nuestra vida, la Curtidoría Chouwara.

Este lugar se trata de la más grande de las 4 curtidurías tradicionales que hay actualmente en Fez. Una curtiduría naturales básicamente un conjunto de cubetas de un colorido increíble,  donde se tratan las pieles tanto de cordero, buey, cabra, camello u otros animales desde el proceso inicial hasta convertirlas en bolsos, chaquetas, puffs o cualquier otra elemento que se vende en las tiendas que la rodean.

De este lugar podemos principalmente destacar dos cosas:

  • El espectáculo visual que podemos ver desde lo alto de las terrazas de las tiendas. Donde la mezcla de las antiguas casas de la medina con el juego de colores que dan las cubetas llenas de colorantes para las pieles, ofrecen un paisaje simplemente único.
  • el olor nauseabundo que hay en el lugar, perceptible desde centenares de metros del lugar, que desprenden algunas fases del tratamiento de las pieles. Según nos explicó el responsable de la tienda que nos hacía de anfitrión el hedor proviene principalmente de los tanques llenos de estiércols de paloma que sirven para limpiar las impurezas de las pieles a modo de amoniaco natural. Para mitigar algo este olor a la entrada de la tienda te dan unas hojas de menta de las que no nos separaremos ni un minuto.
Que ver y hacer en Fez, curtidudia Chouwara
Curtidudia Chouwara

Fuente y Museo Nejjarine

Aparte de enorme, como hemos dicho antes estamos dentro de la medina más grande del mundo, Fez-El-Bali nos ofrece un sin fin de lugares mágicos y con unos detalles típicos de la cultura árabe.

Antes de pararnos a comer para coger fuerzas nos detuvimos en  plaza Al-Najjariyyin,  donde podemos ver una de las fuentes más bonitas de todo Fez, la Fuente Nejjarine. Como dato, Fez fue de las primeras ciudades del mundo que introdujo el suministro de agua a través y por este motivo su barrio antiguo tiene un sinfin de fuentes a cada cual más ornamentado donde la más famosa y fotografiada es la Fuente Nejjarine.

Justo detrás de la fuente encontramos el museo que lleva este mismo nombre, el Museo Nejjarine (museo de la madera o de Arte y Artesanía). Nosotros no entramos ya que aparte de que no somos mucho de museos íbamos justos de tiempo. En el interior nos perdimos un precioso patio interior de un edificio donde los detalles de madera son simplemente únicos, ya que han sido tallados a mano por los maestros artesanos de Fez.

El precio de la entrada al Museo Nejjarine es de 2€.

Que ver y hacer en Fez , Museo Nejjarine
Entrada Museo Nejjarine

Mezquita Al Karaouine, la universidad más antigua del mundo

Curiosa en la historia de esta mezquita / universidad que actualmente esta presente en el Libro Guiness de los récords por ser la universidad más antigua del mundo.

Edificio construido a mediados del siglo IX, también conocida como Mezquita o Universidad de Qarawiyyin, nos tenemos que limitar a visitarla por fuera ya que como edificio religioso islámico solo está permitida la entada a los musulmanes.

En el interior de la universidad hay una de las bibliotecas más importantes de todo el norte de África donde actualmente se conservan más de 30.000 libros y manuscritos claves para comprender la historia del lugar.

Que ver y hacer en Fez
Paseando por Fez

Mausoleo de Moulay Idriss

A escasos 100 metros de la mezquita encontramos este otro lugar sagrado, el Mausoleo Moulay Idriss, dedicado al que fuera rey de Marruecos y fundador de la ciudad de Fez en el siglo IX.

Idris I, que tiene actualmente la consideración de santo, según la historia es descendiente directo del profeta Muhammad al ser bisnieto de Alí, el yerno del profeta. Cada día miles de musulmanes se acercan al lugar para recibir la bendición de este santo.

Como pasa con las mezquitas o la mayoría de edificios religiosos del islam nos tenemos que conformar en echarle una ojeada desde la puerta ya que nos está permitida la entrada a los no musulmanes.

Como hecho histórico, remarcar que este mausoleo estaba originariamente situado en un barrio considerado como sagrado que estaba cercado por barras de madera, que delimitaban la zona, e impedían el acceso a cristianos, los judíos y los burros.

La Rainbow Street Art

Caminando camino a la puerta azul por una de las calles principales de la medina, la Rue Talaa Sghira, encontramos en uno de sus callejones perpendiculares la Rainbow Street Art.

Esta calle, no muy larga, es una oda al color, como bien puede dar a intuir su nombre. Paredes repletas de cuadro y elementos decorativos, un suelo multicolor y varios ornamentos que cuelgas del techo hacen de esta calle un lugar ideal para los amantes del colorido. Si hablamos en clave de redes sociales, junto a la curtiduría se trata de uno de los lugares más instagrameables de todo Fez.

Rainbow Street Fez
Rainbow Street Fez

La Puerta Azul, Bab Boujeloud

Fue el primer lugar que conocimos de Fez en el día anterior y el último de nuestra visita por el casco antiguo de la ciudad. Nos encontramos delante de la puerta principal de entrada de la media, la denominada Bab Boujeloud, la  Puerta Azul de Fez. 

La composición de la puerta es de 3 arcos de herradura, decorados por un sinfín de azulejos azulados, que dan nombre a la puerta que fecha de principios del siglo pasado.

El ambiente de esta puerta y calles adyacentes es único. Sea la hora que sea está llena de gente que pasea sin cesar disfrutando tanto de la puerta como de todo lo que nos ofrecen la calles que la rodena, restaurantes, tiendas de souvenirs, puestos de comida callejera…

No os podéis marchar de Fez sin tomar algo en alguna de las terrazas que nos ofrecen vistas al lugar. Nosotros cumplimos con el expediente el primer día a la hora de cenar aprovechando la cercanía de nuestro riad con la puerta.

La Puerta Azul, Bab Boujeloud
La Puerta Azul, Bab Boujeloud

De compras por los Zocos de Fez

Aparte de los monumentos y edificios el mayor encanto que nos ofrece Fez es perdernos por sus calles e ir descubriendo a medida que avanzamos los diferentes zocos, o mercados tradicionales organizados en forma gremial que se encuentran distribuidos por toda la medina.

Los más destacables que seguro que visitaréis si visitáis esta ciudad son:

  • Zoco de la Henna: especializado en cosmética y productos naturales de farmacia.
  • Zoco Attarine, ahora especializado en especias.
  • Zoco Nejjarine, lógicamente especializado en temas artesanales y carpinteros debido a su cercanía con el Museo de la Madera.
  • Zoco Sekkatin, con todo para caballos y equinos en general.
  • Zoco Bellagine, antiguamente copado por zapateros.
  • Zoco Chemainne, con decenas de especialistas en frutas secas.

Por cierto, si no queréis salir muy mal parados, tendréis que poner vuestras dotes y arte de regateo a funcionar. A nosotros cada vez nos cansa más esta forma de comprar, pero nos tenemos que adaptar a estos países donde el “fix price” es solo una excepción.

Que ver y hacer en Fez, zoco
Tiendas por la medina de Fez
Que ver y hacer en Fez, zoco
Tiendas por la medina de Fez

Contemplar Fez desde la azotea del riad

La curiosa forma de edificar de las medinas, llenas de edificios relativamente estrechos pero con grandes alturas, permiten que no tengamos que movernos mucho para poder tener unas formidables vistas de la medina.

En nuestro caso, sin salir de los riads a los que fuimos, solo subiendo a las terrazas de los mismos pudimos disfrutar de las alturas de Fez y de unas vistas más que notables de su medina. También es único el estar en estas terrazas mientras se llama a la oración ya que el sonido de esta llamada, junto a las vistas y al moviemiento de la gente hacen que nos demos cuenta que a pesar de estar a poco más de una hora de avión de casa nos encontramos en un mundo muy diferente al que estamos acostumbrados en nuestro día a día.

Otra opción que existe para tener estas vistas es ir a comer, cenar o simplemente tomar algo en alguno de los múltiples locales con terraza que inundan la medina de Fez (a casi cada paso que deis habrá alguien intentado convenceros que vayáis a su local).

Alojamiento en Fez

Debido a que reservamos el viaje casi a última hora y estábamos en época de máxima demanda turística (semana santa) tuvimos que alojarnos en dos riads diferentes durante nuestra estancia en Fez.

Esto tuvo el punto negativo de tener que hacer y deshacer maletas y cargarlas una vez más pero la ventaja de conocer dos riads distintos, situados en dos zonas diferentes de la Medina vieja de Fez.

Riad Al MAkan de Fez
Riad Al MAkan de Fez

Riad Al Makan

Nuestro primer alojamiento en Fez. Este riad, situado a menos de 5 minutos andando de la Puerta Azul, es un alojamiento único y espectacular para alojarnos en la ciudad.

La situación es prácticamente perfecta, hasta se puede dejar en coche a escasos metros, hecho muy relevante para cargar algo menos de tiempo la maleta, y como edificio es de los más bonitos que pudimos disfrutar en nuestra estancia por Marruecos.

Las habitaciones, situadas en la planta baja del riad, eran únicos, al más puro estilo árabe y destacaba el enorme pórtico de entrada. El desayuno, que se puede tomar en la terraza con vistas a la medina o en el patio interior es muy completo, ¡hasta con zuma natural!.

Alojamiento por precio, calidad, ubicación y trato de personal más que recomendable.

Riad Le Patio de Fez

Este riad es en el que pasamos la segunda noche el la ciudad, está situado en la otra punta de la medina del Riad Al Makan, concretamente en el barrio Rhabt Zbib, a sólo 3 minutos andando de la plaza R’Cif.

Como edificio tiene también un encanto especial y las vistas desde su terraza son si cabe las más espectaculares de Fez. La zona en la que está situado, a pesar de que para llegar a él hemos de cruzar por varias calles algo oscuras, pero seguras, de la parte más profunda de la mediana, nos ofrece a escaso metros la gran vida  nocturna de la plaza y de los zocos situados a su alrededor.

Alojamiento correcto, algo más económico que el anterior. Buena opción si vamos a Fez aunque nos gustó más, sobretodo por ubicación el Riad Al Makan.

Qué ver y hacer cerca de Fez

Fez es una ciudad que podemos visitar en uno o dos días sin problemas. Aparte de los lugares que os hemos ido contando uno de los grandes atractivos de Fez es su situación desde la que podemos realizar varias excursiones de uno o dos días para disfrutar de diferentes lugares de Marruecos. Las excursiones más destacadas que se pueden hacer desde Fez serían:

  • Visita a la ciudad imperial de Meknes, las ruinas romanas de Volubilis y Mulay Idrís, una de las excursiones más habituales desde Fez. Nosotros en nuestro plan de camino a Fez desde Rabat teníamos la visita tanto a Meknes como a las ruinas de Volubilis.
  • Excursión a Sefrou, Bhalil, Ifrane (la Suiza de Marruecos y el bosque de cedros) y Azrou. Varios de estos lugares los visitamos en nuestro camino al desierto. A nivel particular solo recomendamos esta excursión si tenéis muchos días en Fez ya que hay cosas mucho más espectaculares y diferentes para visitar en Marruecos que estos lugares.
  • Excursión al desierto de Merzouga. Ruta de 2 días, ya que el desierto está bastante lejos de la ciudad de Fez (unas 7 horas en coche). Durante el trayecto, con destino final la haima donde pasaremos la noche en el desierto, pasamos por Ifrane, Azrou y Erfoud, cuna de los fósiles de la región. Este mismo trayecto es el que hicimos nosotros dentro de nuestra ruta de 11 días por Marruecos.
  • Excursión a Chefchauen, la ciudad azul, uno de los luagares más visitados de todo Marruecos y relativamente cerca de Fez. Si no tenéis pensado hacer un viaje a Marruecos específicamente para visitar esta ciudad, es una de las excursiones que se han de hacer para conocer este pintoresco lugar.

Fez en nuestro viaje por Marruecos

Nuestra visita a Fez, está incluida en nuestra ruta por Marruecos organizada por la empresa local Capsim Tourisme. En Fez, nos incluyó tanto los alojamientos, el guía local y los traslados en coche con nuestro amigo Hamza que nos acompañó durante todo el viaje.

Esperamos que os sea útil nuestro post sobre qué ver y hacer en Fez. Siempre agradecemos cualquier comentario o valoración de nuestro post.

¿Nos ayudas compartiendo?
  • 36
    Compartidos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.