Qué ver y hacer en Salzburgo, 1 día en la ciudad natal de Mozart

,

Te contamos qué ver en Salzburgo. Visitamos durante 1 día la ciudad natal de Mozart, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Hoy os hablamos de Salzburgo, preciosa ciudad situada a los pies de los Alpes y que visitamos durante un día aprovechando nuestro viaje de cinco días por Viena y alrededores. Destaca sobre todo su casco antiguo, Aldstadt, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Que ver en Salzburgo
Qué ver en Salzburgo, la fortaleza de Hohensalzburg

Aunque existen varias excursiones guiadas y en autobus desde Viena la mejor forma de llegar y visitar Salzburgo en un día, si partimos de la capital del país, es cogernos un tren de buena mañana y plantarnos en unas dos horas y media en el corazón de la cuarta ciudad más poblada de todo Austria con algo más de 150.000 habitantes.

Qué ver en Salzburgo en un día

No eran ni las 10 de la mañana que nuestro tren de la compañía estatal Autriaca OBB nos dejó puntuales en la estación de Salzburgo. Dos horas y media antes, después de un buen madrugón estábamos en una de las principales estaciones de tren de Viena (Hauptbahnhof) listos para pasar un inolvidable día visitando la ciudad natal, del que es quizás el más grande de los genios que la música haya dado en su historia, Wolfgang Amadeus Mozart.

Salzburgo es una ciudad relativamente pequeña, que tiene la ventaja que casi todos sus grandes puntos de interés turísticos están en su centro histórico, un un radio de 20-25 minutos andando, por lo que es bastante factible visitarla en un solo día partiendo, como fue nuestro caso desde Viena, y otra opción podría ser desde Munich, que está a unos 150km de esta ciudad.

Que ver en Salzburgo en un dia
Que ver en Salzburgo en un dia

Ya sea desde una ciudad u otra, lo más habitual es que empecemos nuestra ruta turística desde la estación de tren y nos dirijamos desde ella tranquilamente andando hasta el centro antiguo de Salzburgo. Una opción que tenéis es sacaros la Salzburgo Card que por 26€ nos da acceso gratuito y sin cola a casi todas las atracciones turísticas de la ciudad y aparte poder utilizar sin límite su transporte público.

Imprescindibles qué ver en Salzburgo y mapa

A continuación os dejamos con un detalle de nuestro día por Salzburgo. Os contamos por orden cronológico los lugares que visitamos y un mapa con la localización de cada uno de ellos. Salzburgo tiene mucho para ver y hacer, pero si os tenemos que dejar sus mayores imprescindibles estos serían:

  1. Subir a la Fortaleza de Hohensalzburg y bajar a pie hasta el centro de Salzburgo contemplando los paisajes alpinos del lugar.
  2. Recorrer la calle Getreidegasse, una de las más bonitas de la ciudad y sacarnos una foto en la casa natal de Mozart.
  3. Ir a los Jardines de Mirabell y subirnos a la fuente de Pegaso al estilo Sonrisas y Lágrimas.

Fortaleza de Hohensalzburg

Esta fortaleza del siglo XI es la más grande y mejor conservada de todas la Europa Central. Se trata de uno de los símbolos de Salzburgo, y a pesar que es el punto de interés turístico del casco antiguo más alejado de la estación fue el primero al que nos dirigimos para luego ir deshaciendo el camino y visitar todos los demás rincones de la ciudad.

Situada en la cima de la montaña Festungsberg, esta fortaleza, que jamás ha sido tomada por las tropas enemigas, a pesar de que se empezó a construir por orden del arzobispo Gebhard en el año 1077, no tomo su forma actual hasta 5 siglos más tarde.

Vistas desde la Fortaleza de Hohensalzburg
Vistas desde la Fortaleza de Hohensalzburg

Para llegar a lo alto de la fortaleza tenemos 2 opciones:

  • subir a pie, en un camino bastante empinado que dura unos 15 a 20 minutos aproximadamente
  • utilizar el tren cremallera Festungsbahn que podemos coger en la calle Festungsgasse. El precio del cremallera más la entrada al castillo es de 11€, pero al estar incluido en la Salzburg Card fue la opción que cogimos nosotros, aunque después decidimos bajar a pie. Atentos al coger el funicular de subida ya que justo al lado de su entrada hay una de las panificadoras más antiguas del mundo.

Al llegar a la cima de la fortaleza lo primero que nos llama la atención son las vistas que tenemos de la ciudad. Desde este edificio dominante tenemos una panorámica perfecta de Salzburgo a nuestros pies, donde podemos ver sus principales edificios que parece que se hayan colocado de una forma perfecta a las orillas del río Salzach.

Si pensamos que la visita a la fortaleza son solo sus vistas, nada más lejos de la realidad. Dentro del enorme edificio encontramos distribuidos por sus diversos pisos varios museos y salas interesantes que hacen que como mínimo necesitemos unas dos horas para disfrutar de esta visita. Entre los museos que tenemos que visitar se encuentran:

  • El Museo de la fortaleza, con objetos históricos de la vida de la corte
  • El Museo de las marionetas, con una colección de todo tipo de marionetas de la época antigua.
Museo marionetas Hohensalzburg
Museo marionetas Hohensalzburg
  • El Museo del Regimiento de Rainer
  • Las Salas del Príncipe, el Cuarto Dorado y las Sala Dorada, situadas en el tercer piso de la fortaleza. En ellas podemos ver mobiliario de principios del siglo XVI y algunas salas realmente impresionantes.
  • Capilla de San Jorge en el Patio Interior de la Fortaleza
 
Capilla de San Jorge en el Patio Interior de la Fortaleza
Capilla de San Jorge en el Patio Interior de la Fortaleza

Aparte de la fortaleza en sí, en sus alrededores, mientras bajamos caminando de la cima de la colina hasta el centro de Salzburgo encontramos otros lugares realmente increíbles. Os recomendamos coger los diferentes desvíos que vamos encontrando por el camino ya que aparte de unas vistas diferentes de la Fortaleza de Hohensalzburg vemos paisajes y edificios que merecen mucho la pena.

Camino a pie de la Fortaleza al centro de Salzburgo
Camino a pie de la Fortaleza al centro de Salzburgo

Cementerio, catacumbas y la Iglesia de San Pedro

Si bajamos a pie de la fortaleza en uno de sus caminos justo antes de volver a entrar en el casco antiguo nos encontramos con el cementerio de San Pedro, y su bonita Abadía de San Pedro fundada a finales del siglo VII por el misionero de Franconia Rupert.

En el mismo cementerio, encontramos uno de los mayores atractivos del mismo, las catacumbas. Excavadas en la misma roca de los acantilados de Mönchsberg, encontramos estas cámaras de origen paleocristiano que en sus orígenes sirvieron de vivienda de ermitaños, principalmente los monjes de la misma abadía. La entrada a las catacumbas están incluidas en la Salzburgo card, y si no la tenemos el precio es de 2€.  Aparte de las criptas y capillas que nos encontramos son muy bonitas las visitas que tenemos desde el mirador de lo alto de la cripta.

Iglesia de San Pedro que ver en salzburgo
Iglesia de San Pedro

Si volvemos de nuevo al cementerio de San Pedro, encontramos multitud de tumbas de gente notable como el arquitecto Solari, el compositor Haydn, familiares de Mozart. etc.  La iglesia de San Pedro, que fue fundada entorno al año 700 y que ha tenido con el paso de los años numerosas transformaciones entre la que destaca la del siglo XVIII que le ha dado un interesante carácter rococó que mantiene hasta la fecha.

Sin duda se trata de uno de los cementerios más antiguos y bonitos del mundo, que merece ser visitado con todo el respeto que merece un lugar de esta índole. Si somos fans del cine, este cementerio fue escenario del rodaje de la Película Sonrisas y Lágrimas, siendo en lugar donde la familia Trapp se esconde de las tropas nacionalistas antes de huir hacia Suiza.

Cementerio de San Pedro y catacumbas
Cementerio de San Pedro y catacumbas

Getreidegasse

Después de la visita a la parte alta de la ciudad nos adentramos al casco antiguo de Salzburgo. Sin duda, la calle más famosa de toda la ciudad y lugar imprescindible donde los haya es la calle Getreidegasse.

Además de ser la calle donde es su número 9 se encuentra la casa natal de Mozart y donde vivió el genio de la música hasta los 17 años, destacan  letreros de hierro forjado que vemos en casi todas las tiendas que miles de turistas y locales recorren a diario. Esta tradición viene de la Edad Media y  hoy en día la siguen hasta las grandes cadenas que miran de instalarse en una de las calles más transitadas de todo Austria.

Nosotros la recorrimos varias veces, de arriba a abajo y de abajo a arriba. Si hay la frase que todos los caminos conducen a Roma parece que en Salzburgo todos los caminos conducen hasta la Getreidegasse.

Getreidegasse salzburgo
Getreidegasse salzburgo
Getreidegasse Que ver en Salzburgo
Getreidegasse Que ver en Salzburgo

Casa Natal de Mozart, imprescindible qué ver en Salzburgo

Como hemos comentado en pleno corazón del la calle Getreidegasse encontramos la casa natal de Mozart. Inconfundible, pintada de amarillo, nos la encontramos de frente nada más cruzar el río y dirigiéndonos hacia el centro histórico.

Esta casa, dónde vivió Mozart hasta los 17 años con su familia es actualmente un museo donde podemos encontrar varios utensilios que pertenecieron al genio y a su familia, además de documentos, partituras y algunos de los primeros instrumentos que supuestamente fueron con los que Wolfgang Amadeus empezó a adentrarse al mundo de la música.

Partitura en el interior de la casa natal de Mozart
Partitura en el interior de la casa natal de Mozart

El precio de la entrada al museo es de 11€, pero está incluido en la Salzburgo Card, así que no tuvimos que pasar por caja.  El horario habitual es de 9h a 17:30h, aunque en los meses de julio y agosto abren de 8:30 a 19:00. Por cierto, no dejan hacer fotos en su interior.

Casa Natal de Mozart salzburgo que ver
Casa Natal de Mozart salzburgo que ver

Catedral de Salzburgo

Como suele pasar en la gran mayoría de ciudades que tienen una catedral, esta es uno de los mayores símbolos de la localidad. En este caso la Catedral de Salzburgo no es una excepción.

El edificio actual, de estilo barroco fecha del siglo XVII, aunque el edificio en si tiene mucha más historia ya que se tiene conocimiento del emplazamiento de la primera catedral en el lugar desde el año 774. La historia del lugar es bastante singular ya que la basílica románica inicial, que sufrió varios incendios, ampliaciones y reconstrucciones fue finalmente completamente derruida en el siglo XVII por el Príncipe-Arzobispo Wolf Dietrich von Raitenau, que mandó construir el actual templo.

Como curiosidades tenemos que el día 28 de enero de 1756, Mozart fue bautizado en esta catedral y también que durante la Segunda Guerra Mundial cayó una bomba en la cúpula de la catedral que quedó completamente destruida y fue reconstruida en el año 1959.

Catedral de Salzburgo
Catedral de Salzburgo
Cupula catedral Salzburgo
Cúpula catedral Salzburgo

Residenzplatz, Kapitelplatz y Alter Markt, las plazas del casco antiguo de Salzburgo

Mientras paseamos por el casco antiguo de Salzburgo nos damos cuenta que hay un mogollón de plazas que dan un aire todavía más especial a la ciudad. Normalmente las plazas suelen ser el epicentro de actividades y mercados y las de Salzburgo no son una excepción. Entre las plazas que hemos de pasar sí o sí por ellas tenemos:

  • Kapitelplatz: Plaza que nos encontramos en nuestro camino a la fortaleza. Destaca una gran bola dorada (Sphaera), una bonita obra de arte de Stephan Balkenhol, coronada por una persona que parece que está controlando todo lo que pasa en la plaza. Otros de los elementos distintivos que hay en la Kapitelplatz son el ajedrez gigante donde siempre hay alguién jugando con las piezas y los puestos de souvenirs y de comida rápida donde seguro que no te resistirás a comprar alguna cosa.
Kapitelplatz
Kapitelplatz
  • Plaza de Alter Markt: se trata de la plaza del mercado.  Construida en el siglo XIII, la plaza, aparte del mercado, nos ofrece en su contorno bonitos edificios que complementan a los bares, restaurantes, cafés y tiendas que podemos ver. Se puede decir que esta enorme plaza es uno de los ejes centrales de la vida de Salzburgo. Entre sus comercios destacan el Café Tomaselli, donde dicen que iba muy a menudo Mozart y la Farmacia Fürsterzbischöfliche, con un refinado estilo rococó.
  • Residenzplatz: donde se encuentra la Catedral de Salzburgo. En la plaza, donde hay una bonita fuente que es la más grande de la ciudad (Residenzbrunnen), que nosotros nos encontramos en obras rodeada por un vidrio en forma de pirámide al estilo Louvre. Si tenéis la suerte de cuando vayáis a Salzburgo no encontrar la fuente en obras, podréis disfrutar de esta obra de Tomasso di Garone, escenario también de algunas escenas de Sonrisas y Lágrimas.En esta plaza, aparte de la catedral y la fuente destacamos el edificio que fue residencia del príncipe arzobispo de la ciudad
  • Mozart Platz: tocando a la anterior plaza encontramos este pequeño lugar, donde lo más destacable es la estatua de Mozart situada en el centro de la misma
  • Universitäts Platz: plaza accesible desde la Getreidegasse, desde un más que bello pasaje. En la plaza también encontramos varios puestos de comida rápida. Allí aprovechamos nosotros para comprar un buen bocadillo de salchicha para coger fuerzas para la segunda parte del día.
  • Makart Platz: cerca de la casa de Mozart encontramos esta plaza donde lo más destacable es su Iglesia de la Trinidad.

Puente de los candados, Makartsteg

Para cruzar el Río Salzach existen diversos puentes situados bastante cerca los unos de los otros. El más concurrido de todos es sin duda el Makartsteg o puente de los candados, donde como ocurre en otras grandes ciudades los enamorados ponen sus nombres en los candados para después de fijarlos en los pocos espacios que quedan libres tirar la llave al río.

Este puente nos ofrece alguna de las mejores panorámicas de la ciudad, y a nivel fotográfico es muy bonito para  jugar con el río, el paisaje, la fortaleza y el colorido que dan los candados.

Cerca del puente hay bastantes tiendas que venden candados para que podamos dejar nuestro recuerdo en el puente. Si lo hacéis, os pedimos que no tiréis la llave al río ya que se trata de una iniciativa muy poco ecológica y para nada sostenible.

Puente de los candados, Makartsteg
Puente de los candados, Makartsteg
Puente de las cadenas
Puente de las cadenas

Palacio y Jardines de Mirabell

Situada a unos 10 minutos andando de la estación, puede ser la primera o de las últimas visitas a realizar por la ciudad. Si se va solo un día a Salzburgo lo más habitual es simplemente disfrutar de los jardines del palacio, de sus estatuas y de las vistas que tenemos desde ellos de la ciudad dominada por la Fortaleza de Hohensalzburg al fondo.

Jardines de Mirabell Salzurgo
Jardines de Mirabell Salzurgo
Jardines de Mirabell Salzburgo
Jardines de Mirabell Salzburgo

El palacio, construido en el siglo XVII mezcla estilos franceses e italianos. En su interior, si estamos más de un día en la ciudad una buena opción es disfrutar de alguno de los múltiples conciertos que se hacen prácticamente a diario.

Para los fans de cine, en los jardines de este palacio encontramos la Fuente de Pegaso, donde se rodó una de las canciones más famosas en la historia de la gran y pequeña pantalla: el “Do-Re-Mi” de Sonrisas y Lágrimas.

Jardines Mirabell Salzburgo
Jardines Mirabell Salzburgo

Salzburgo desde las alturas, sus miradores

Con el tiempo bastante justo, ya que los trenes no esperan, nos dirigimos des de el Palacio de Mirabell hasta el denominado sendero de las alturas, lugar del que  tenemos alguna de las mejores vistas de toda la ciudad, sobretodo si conseguimos visitarlo al atardecer.  Para nosotros las vistas son inclusos mejores que las que se tienen desde la fortaleza ya que a pesar de que la altura es algo menor, desde este mirador podemos contemplar la ciudad con el río dominado por esta misma fortaleza, que lógicamente no podemos ver desde el mirador de esta.

Iglesia de Maria Himmelfahrt Salzburgo que ver
Iglesia de Maria Himmelfahrt Salzburgo que ver

Para llegar al mirador desde los jardines, la forma más fácil es cruzar el Puente Müllner Steg, y empezar a subir sin parar dejando a nuestro lado bonitos edificios como por ejemplo la Iglesia de Maria Himmelfahrt. En este camino, que empieza por la iglesia y finaliza en el Museo de Arte Moderno encontramos bastantes lugares para pararnos y disfrutar de las vistas que os hemos comentado y que os dejamos mejor en fotografías, ya que en este caso una imagen vale mucho más que mil palabras.

Vistas mirador Salzburgo
Vistas mirador Salzburgo

Otro de los miradores que podemos visitar en Salzburgo es el Mirador Kapuzinerberg, situado a la otro orilla del río. Nosotros por falta de tiempo, en un día no se puede ver todo, no nos acercamos a él. La ventaja que tiene este mirador es que aparte del río y la fortaleza vistos de frente nos ofrece en los días claros una espectacular vista de los Alpes nevados. Lo marcamos como pendiente para la próxima vez que visitemos la ciudad.

Hellbrunn, Palacio y Juegos de Agua

Nuestro día en Salzsburgo no daba para mucho más. Sobre las 19:30 cogimos de nuevo puntuales el tren de vuelta a Viena, que nos dejaría en la capital austriaca pasadas las 10 de la noche. Al día siguiente nos esperaba Bratislava, así que teníamos que guardar fuerzas para los dos últimos días de viaje.

Un día no suele ser casi nunca suficiente para disfrutar de una ciudad como esta se merece. En el caso de Salzburgo nos dejamos bastantes cosas por hacer que esperamos poder vivirlas algún día. Entre estos pendientes que nos dejamos destaca la visita al Palacio de Hellbrunn, residencia de verano del  príncipe arzobispo de Markus Sittiku construida entre los años 1612 a 1615.

La ubicación perfecta del palacio, en la caudalosa montaña, Hellbrunner Berg, hicieron que en su diseño fuese un elemento primordial el agua. Con un sofisticado sistema mecánico distribuido por diferentes elementos del los jardines, el anfitrión del palacio entretenía a sus visitantes. Actualmente, sin perder la esencia original, si tenemos la suerte de visitar el castillo podremos disfrutar de un espectáculo que combina agua, música y luz, del que por desgracia no podemos opinar.

El palacio de Hellbrunn se encuentra situada en la calle, Fürstenweg 37, a unos 5 kilómetros aproximadamente del centro (más de una hora caminando), así que la mejor ocpión de llegar hasta allí es en transporte público (autobus número 25) que en una media hora nos lleva hasta él.

El palacio solo abre entre los meses de abril a noviembre, así que aunque nos hubiera dado tiempo no hubiéramos podido ir. El horario de apertura del palacio es bastante limitado por lo que os dejamos aquí en enlace para que podáis consultar los horarios del Palacio Hellbrunn. El precio de la entrada es de 12,50€ y también está incluida en la Salzburgo Card.

Cerca de Salzburgo, Hallstatt, ¿el pueblo más bonito del mundo?

Dicen que Hallstatt, la denominada Perla de la Región de Salzburgo es el pueblo más bonito del mundo, ¿será verdad?. Si estamos más de un día por la zona de Salzburgo, ya sea visitando la ciudad o en un tour por el Tirol Austriaco, es sin duda una de las visitas que tendríamos marcadas en mayúsculas y en rojo.

Este idílico pueblo del del distrito montañoso de Salzkammergut, está situada a unos 75 kilómetros de Salzburgo, y es tal su espectacularidad que en el año 1997 el paisaje cultural de Hallstatt-Dachstein fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Si no disponemos de transporte propio, y debido a la mala combinación de transporte público del lugar, si no tenemos previsto pasar allí la noche la mejor opción de visitar la ciudad es en una excursión de un día desde Salzburgo que nos lleva hasta este pueblo y a lugares mágicos como la cascada Mullbach y el lago de Gusau.

Hallstatt cerca de Salzburgo
Hallstatt

Cómo llegar a Salzburgo desde Viena

Como hemos comentado en varias ocasiones, nosotros hemos visitado Salzburgo desde Viena, la capital del país. Las formas que tenéis para llegar a esta ciudad para visitarla durante un día, o para hacer una escapada de 2 días serían las siguientes:

  • Tren de Salzburgo a Viena, nosotros cogimos el viaje con la compañía estatal de trenes OBB. El billete lo podéis comprar por Internet o directamente en alguna de las estaciones de Viena. El precio del billete puede oscilar entre los 29,90€ a los 50€ por trayecto.
Tren de viena a Salzburgo
Tren de viena a Salzburgo, página OBB

Excursión de un día de Viena a Salzburgo, existen varias opciones que te recogen por la mañana en el hotel y te llevan en autobus hasta Salzburgo. El precio de está excursión de día completo suele superar siempre los 100€ por persona. Os dejamos con algunas opciones:

Esto es todo sobre nuestro día visitando Salzburgo, esperamos que os haya gustado el post sobre qué ver en un día en Salzburgo. Se agradece cualquier comentario, valoración o compartición en redes sociales.

A Salzburgo fuimos desde Viena, os dejamos toda la info sobre este viaje que realizamos

Todos los artículos sobre Viena y sus alrededores

 

¿Nos ayudas compartiendo?
  • 31
    Compartidos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.