Qué ver en Besalú, Girona

,

Te contamos qué ver y hacer en Besalú, uno de los pueblos medievales más bonitos de Girona. Situado en La Garrotxa es, sin duda, una visita imprescindible.

Seguimos descubriendo pueblos bonitos de Catalunya y hoy nos adentramos en Besalú, localidad medieval de poco más de 2.000 habitantes situada a medio camino entre Olot, capital de la Garrotxa, y Girona.

Qué ver en Besalú

En Besalú nos encontramos ante uno de los conjuntos medievales mejor conservados del país, construido alrededor de un castillo del siglo X del que apenas nos quedan restos de la colegiata de Santa María. Su mayor atractivo y reclamo es su impresionante puente medieval, uno de los imprescindibles de los que os hablamos en este artículo sobre qué ver y hacer en Besalú.

El nombre original de Besalú era Bisuldunum que significaba fortaleza entre dos ríos: el Fluvià, al sur y el Capellades, al norte.

Qué ver en Besalú en un día, sus 5 imprescindibles

La vista a Besalú fue una de las que más nos gustó de nuestra ruta por la Garrotxa. No es un pueblo muy grande y todos sus principales atractivos están situados en el casco antiguo por lo que en 3 o 4 horas tenemos suficiente para recorrerlo, aunque si tenéis más tiempo seguro que podréis adentraros más que nosotros en todo lo que nos ofrece la población.

Empezamos nuestro recorrido por Besalú en la oficina de turismo situada justo al principio del puente medieval y junto a una de las principales zonas de aparcamiento de Besalú.

Puente Románico de Besalú

El principal símbolo e icono de Besalú es el puente románico que tiene 105 metros de longitud que sirven para poder cruzar el Riu Fluvià.

Las primeras referencias que se tienen del puente fechan del siglo XI, aunque es sabido que durante la historia ha tenido múltiples reconstrucciones a causa de los daños sufridos por el paso del tiempo y las guerras. La última gran reconstrucción fue después de la Guerra Civil Española donde el puente fue dinamitado y se destruyeron varios de sus arcos.

Historia y reconstrucciones aparte estamos ante un increíble puente de 7 arcos desiguales asentados sobre el río y 2 torres, una junto a la muralla y otra gran torre hexagonal de 30 metros de altura que emerge sobre uno de los pilares centrales del puente.

La torre central se instaló el pagus condal (peaje en la época medieval) que servía para controlar el paso de comerciantes que querían acceder a hacer negocio en el pueblo.

Puente Románico de Besalú
Puente Románico de Besalú
Puente Románico de Besalú
Puente Románico de Besalú

El antiguo barrio judio, la Sinagoga y la Miqve

No muy lejos del río encontramos otro pedacito de la historia que nos esconde Besalú, en lo que fue el antiguo barrio judío o call.

En este imprescindible de Besalú lo mejor es perderse por sus estrechas callejuelas empedradas que fueron casa de una importante comunidad judía que habitó la ciudad entre los siglos IX al XV cuando fueron expulsados por orden de los Reyes Católicos. Paseando encontramos hasta esculturas como las sillas de Besalú.

Sillas en el barrio judio
Sillas en el barrio judio

En el lugar donde antiguamente se encontraba la plaza de los judíos podemos ver los restos de los muros de una antigua sinagoga, documentada ya en el año 1264 y el acceso a la miqve, que se trata de unos baños dónde se realizaba un ritual para la purificación de personas en el judaísmo.

Barrio judío y entrada a Miqve
Barrio judío y entrada a Miqve

La visita a la miqve, solo se puede hacer de forma guiada a través de la oficina de turismo de Besalú, y se trata de un lugar especial ya que, descubierta en 1964, se trata del único edificio de estas características en España y el tercero en importancia de todo Europa, de los 10 que actualmente se conocen

Para los amantes de las series, mientras de Girona fue escenario de Juego de Tronos, el barrio judío de Besalú lo fue de la serie Westworld en el año 2019 (episodios que se estrenan este 2020 en HBO).

Trailer Westworld empezando con las escenas tomadas en Besalú

Monasterio de Sant Pere

Presidiendo la Plaça Prat de Sant Pere, la principal de Besalú encontramos el Monestir de Sant Pere, del orden benedictino y fundado en el año 977 por el conde obispo Miró, sin duda uno de los  lugares imprescindibles qué ver en Besalú

Durante la historia fue uno de los monasterios con más influencia del país, aunque fue decayendo con el paso del tiempo, conservando de en la actualidad solo la iglesia de todo el conjunto inicial, donde nos gustó el ventanal escoltado por 2 leones de sus sencilla fachada.

En su interior se pueden visitar las tumbas de varios de los abades que comandaron el monasterio en su época de esplendor.

En la misma plaza que se encuentra el monasterio también podemos ver la Casa Cornellà y el antiguo Hospital de Sant Julià, con su fachada del siglo XII.

Monasterio de Sant Pere
Monasterio de Sant Pere

Iglesia de Sant Vicenç

La iglesia de Sant Vicenç en la actual iglesia parroquial de Besalú y en ella vemos un edificio de estilo románico de finales del siglo X con algunos elementos del gótico que asomaba ya por Europa.

Em el interior del templo, de planta basilical con tres naves, crucero y tres ábsides semicirculares podemos encontrar la tumba gótica de Pere Rovira, que es quién llevó a Besalú los restos de San Vicente.

Iglesia de Sant Vicenç
Iglesia de Sant Vicenç

Paseando por el casco antiguo de Besalú y la orilla del Riu Fluvià

Aunque los edificios más relevantes qué ver en Besalú son los que os hemos contado uno de los principales atractivos de este, y casi cualquier, pueblo medieval es perderse por sus estrechas calles disfrutando de un entorno único y cautivador.

En este trayecto podremos ver unas pequeños restos arqueológicos que nos llevan a la Iglesia de Sant Martí, situada extramuros. Podremos vislumbrar a lo alto la Colegiata de Santa Maria, que son los únicos restos que quedan del antiguo castillo y sentarnos a tomar algo ya sea en la Plaça Prat de Sant Pere o la Plaça Llibertat.

Iglesia de Sant Martí
Iglesia de Sant Martí

También es muy recomendable cruzar alguno de los portales de la muralla, como el Portal de Pere III, que nos llevan directos a la orilla del Rio Fluvià, que nos ofrece una perspectiva única del puente medieval, origen de nuestra visita a Besalú y del listado de imprescindibles qué ver en Besalú.

Orilla del Rio Fluvià
Orilla del Rio Fluvià
Casco antiguo Besalú
Casco antiguo Besalú

Qué ver cerca de Besalú, La Garrotxa

Besalú es una localidad a la que podemos destinar una mañana o una tarde para visitarla sin prisa pero sin pausa.

En nuestro caso el mismo día que visitamos Besalú también fuimos a Sant Joan de les Fonts, Castellfollit de la Roca y les Cabanes d’en Garrell, todos ellos a menos de 20 minutos en coche de Besalú (de todos ellos os hablamos en detalle en otros artículos del blog)

Si pasáis un fin de semana por La Garrotxa podéis complementar la visita a Besalú con Olot y el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa con las visitas a La Fageda d’en Jordà y los volcanes Santa Margarita, Croscat y Montsacopa.

Esperamos que os haya gustado nuestro post sobre qué ver en Besalú, Girona. Os animamos a dejarnos algún comentario o valoración y a seguir leyendo todo lo que os hemos preparado sobre La Garrotxa y Girona en general.

¿Nos ayudas compartiendo?
  • 3
    Compartidos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.