Qué ver en Narbonne, Sur de Francia

Te contamos qué ver en Narbonne (Narbona) en un fin de semana. Bonita ciudad del sur de Francia que incluimos en nuestra ruta de 3 días por el país.

Narbonne fue el destino principal de nuestra ruta de 3 días por el Sur de Francia este pasado puente de diciembre. Hacia tiempo que teníamos ganas de visitarla y por fin nos hemos animado en este fin de semana largo.

Que ver en Narbonne, sur de Francia
Vistas Catedral de Narbonne

Podemos decir que aunque pequeña, por poco supera los 50.000 habitantes, Narbonne es una ciudad que tiene casi de todo. Destino de playa los meses de verano la ciudad esconde en su casco antiguo un pasado único siendo una de las primeras vilas romanas de todo Francia, sin olvidar que por ella pasa en Canal de Robine, Patrimonio Mundial por la UNESCO.

En nuestro caso escogimos este fin de semana para visitar Narbonne ya que aparte de toda su historia y grandes edificios teníamos ganas de ver algunos mercados navideños, y Narbonne tiene uno de los más conocidos del Sur de Francia.

Qué ver en Narbonne (Narbona) y alrededores

Narbonne es una ciudad que se puede visitar perfectamente en un día, así que es ideal para incluirla en alguna ruta por el Sur de Francia, y concretamente por la región de Occitania donde está situada.

Aunque nosotros pasamos 2 días en Narbonne de tiempo efectivo de visita a la ciudad destinamos solo un día ya que el primer día que llagamos lo hicimos a última hora, después de visitar el Village de Noël de Le Barcarés y el último día marchamos justo después de desayunar para dirigirnos a la cercana Perpignan.

Mapa de Narbonne para hacer turismo

Antes de nada os dejamos con unos mapas de Narbonne con todos los lugares turísticos y/o de interés de los que os hablaremos a continuación:

 

Visita guiada por el casco antiguo en castellano organizada por Turismo Narbonne

Narbonne es una ciudad que vive en buena parte del turismo y por esto tiene una Oficina de Turismo muy activa. Los días en los que es festivo en España suelen organizar visitas guiadas en castellano a muy buen precio ya que durante esos días el idioma que predomina en las calles de la ciudad son las de los turistas de nuestro país ávidos de descubrir el Sur de Francia.

Oficina Turismo Narbonne
Oficina Turismo Narbonne
Visita guiada en Narbonne
Visita guiada en Narbonne

Como el horario de la visita nos iba como anillo al dedo no dudamos en apuntarnos y durante 2 horas seguimos con atención las indicaciones que nos dio nuestro guía Cristóbal mientras recorríamos los lugares más interesantes del centro antiguo de Narbonne.

La visita empezó puntual en la sede de la oficina de turismo de Narbonne situada en la  31 Rue Jean Jaurès, junto al Canal de Robine.

La Catedral de Narbonne (San Justo y San Pastor)

Sin lugar a dudas se trata del edificio más visitado y reconocible de Narbonne. Situada en pleno casco antiguo esta catedral de estilo gótico, que se empezó a construir en el 1272 tiene la particularidad que nunca se finalizó, quedando el proyecto inicial a un 30% aproximadamente de su construcción.

Aunque el detonante final de que la catedral no se finalizará fue la guerra contra los ingleses que asoló la región (mediados siglo XIV),  la principal causa de que el proyecto de la inmensa catedral no se finalizase fue que para construirla era necesario agujerear la muralla que defendía Narbonne y para ello no se pusieron de acuerdo los cónsules (digamos que gobierno civil) y el arzobispado.

A pesar de estar inacabada, que se tenga que entrar por la capilla al no construirse lo que iba a ser la nave principal no dejamos de estar ante un edificio espectacular, con una altura de 41 metros que la convierten en la tercera catedral más alta de Francia, solo superada por la de Amiens (43 metros) y Bourges (45 metros)

Interior catedral Narbonne
Interior catedral Narbonne
Claustro de la Catedral de Narbonne
Claustro de la Catedral de Narbonne

Una de las ventajas de hacer la visita guiada es que te permiten entrar en zonas reservadas para los tours. En una de estas salas se encuentra un gran órgano del siglo XVIII que ensalzaba la majestuosidad del lugar.

Organo catedral Narbonne
Órgano catedral Narbonne

En el interior de la catedral, donde pasamos algo más de media hora hay múltiples salas, capillas,  figuras esculpidas al más mínimo detalle, tumbas de caballeros y arzobispos, etc.

Un detalle curioso la recreación de la virgen con el diablo en el infierno debajo de sus pies, ¿os recuerda a alguien?

Detalla escultura catedral Narbonne
Detalla escultura catedral Narbonne. ¿A quién se parece el diablo?

Entre los muros de la catedral también encontramos el Tesoro de Narbonne, que  reúne obras emblemáticas desde el periodo carolingio como la tapicería de la Creación entre otras obras. En nuestro caso no entramos al tesoro ya que el horario de apertura es bastante reducido y preferimos destinar nuestro tiempo en Narbonne a poder visitar otros lugares.

El Palacio de los Arzobispos

A escasos metros de la catedral encontramos el Palacio de los arzobispos, o mejor dicho palacios ya que en realidad estamos hablando de dos edificios, Palacio Viejo y Palacio Nuevo, situados a los dos lados del pasaje del áncora. El conjunto monumental del Palacio de los Arzobispos lo completan las torres de la Magdalena y San Marcial, el edificio del ayuntamiento y el Torreón Gilles Aycelin.

Jardines Arzobispo en Narbonne
Jardines Arzobispo en Narbonne

Se trata del segundo conjunto monumental arzobispal en importancia de Francia, solo superado por el de Aviñon, que fue sede de los papas durante el siglo XIV. El entramado del Palacio de los Arzobispos incluye diversos patios interiores, los edificios de los sínodos,  el Museo de Arte y de Historia, y en la parte trasera se esconde el Jardín del Arzobispo, desde el que también se puede acceder a la catedral.

Plaza ayuntamiento Narbonne que ver
Plaza ayuntamiento Narbonne, con el conjunto del Palacio de los Arzobispos al fondo

Fuera de la visita guiada, justo después de comer, realizamos uno de los imprescindibles de Narbonne que es subir a lo alto del Torreón Gilles Aycelin para disfrutar de las mejores vistas del pueblo de Narbonne y de la catedral en particular. El torreón tiene 41 metros de altura, como el punto más alto de la catedral, y para llegar hasta la cima hemos de superar 162 escalones repartidos en 4 plantas.

vistas de Narbonne desde Torreón Gilles Aycelin
vistas de Narbonne desde Torreón Gilles Aycelin
 

Via Domitia

La Via Domitia fue la primera calzada romana construida en la Galia, la Francia actual. Esta vía, construida en el año 118 AC, por lo tanto con más de 20 siglos en sus espaldas, unía Sagusio, actual actual Susa, en el Piamonte, Italia, con España, donde se transformaba en la Via Augusta.

Esta calzada, que iba de forma más o menos paralela a la costa, pasaba por Narbonne, siendo descubierto parte de su trazado original en el año 1997.

Justo en la plaza del ayuntamiento se puede incluso pisar la piedra que utilizaban los carruajes del antiguo imperio, siempre y cuando no os coincida con algún evento en la plaza principal en el que sin ningún miramiento tapan la parte visitable de esta vía.

En nuestro caso, la pista de hielo de Narbonne, muy utilizada sobretodo por niños y familias en general cubría por completo la Via Domitia y nos quedamos sin poder pisarla. Por suerte, desde lo alto del Torreón Gilles Aycelin se puede ver si forzamos un poco la vista lo que era este antiguo eje de comunicación.

Via Domitia desde torreon
Via Domitia completamente tapada por la pista de hielo

Horreum romano

Hacemos un pequeño break a lo que era nuestra visita guiada y os hablamos del Horreum Romano, galerías subterráneas romanas, únicas en Europa, que sirvieron de almacén en el siglo I a.C.

Narbonne (Narbona) es la primera ciudad romana de toda la Galia (nombre romano que seguro que nos suena de las películas de Asterix y Obelix a la región que ahora ocupan Francia, Bélgica, Holanda, Suiza, parte de Italia, Alemania y Gran Bretaña). Fue fundada en el 118 a.C con el nombre de Narbo Martius

En nuestro caso esta visita la hicimos el última día a primera hora justo antes de marchar para Perpignan, aunque por la proximidad al conjunto de la catedral lo más habitual es hacerla antes o después de esta visita.

Horreum Romano
Horreum Romano, entrada
Horreum Romano, entrada
Horreum Romano

No se trata de una visita es muy extensa y en menos de media hora tendremos suficiente para recorrer las galerías. Visita corta, intensa y muy interesante.

El precio de la visita es de 4€ (esta incluido en la Tarjeta de Narbonna) y el horario, sobretodo en los meses de invierno es muy justo ya que solo abre de 10 a 12 por la mañana y de 14 a 17h por la tarde -martes cerrado-.

Canal de la Robine y puente de los Mercaderes

Volvemos de nuevo a lo que estaba siendo nuestra visita guiada,  nos dirigimos desde el Palacio del Arbobispo, pasando por la plaza del Ayuntamiento, hasta el mercado cubierto de Narbonne, La Halle.

Canal de la Robine
Canal de la Robine

En este recorrido, de poco más de 500 metros, bordeamos el canal de la Rodine, que es junto al Canal de Midi con el que conecta, Patrimonio Mundial por la UNESCO.

El canal de la Rodine tiene 32 kilómetros de longitud y une lo que es la ciudad de Narbonne con el Río Aude, que da nombre a la región de la que estamos hablando. El canal continua su curso hasta el mar Mediterráneo y una de las curiosidades que tiene es que en su recorrido tiene hasta 3 esclusas.

Una esclusa es un recinto con compuertas, como una piscina, que mediante un sencillo sistema de llenado aplicando lo que seria la teoría de las vasos comunicantes sirve para que las embarcaciones puedan superar saltos de nivel que se pueden encontrar mientras navegan.

En este canal encontramos el puente de los Mercaderes (Le pont des marchands), uno de los 2 únicos puentes habitados de todo Francia y que a muchos recuerda el Ponte Vecchio de Florencia. Actualmente solo queda en pie uno de sus arcos, aunque en la época de mayor esplendor de Narbonne llegó a tener hasta 6.  Como curiosidad las tiendas que tienen vistas al canal son la SFR (telefonía) y Claire’s (complementos) aunque a sus dependientes no les hace mucha gracia que se entré solo a mirar el canal.

Puente mercaderes
Puente mercaderes en el canal de la Robine

Durante la época de las navidades a ambos lados del canal encontramos un mercado navideño y una feria con movidas atracciones que amenizan nuestra estancia en la ciudad cuando las tiendas ya han cerrado. El mercado navideño, uno de los motivos de visitar Narbonne en esta época del año no está mal, pero  es difícil de comparar con el Village Noël de Le Barcarés que es simplemente espectacular.

Aparte del mercado navideño en el paseo de las orillas del Canal de la Robine (Cours Mirabeau)  también es donde se montan los mercadillos de Narbonne, concretamente los jueves y los domingos.

Mercado cubierto, Les Halles

El mercado cubierto de Narbonne, ya centenario, es un bonito edificio de estilo Baltard, bajo nuestro opinión mucho más espectacular por fuera que por dentro. En el interior, encontramos todo tipo de tiendas (unas 70)  de comida, frutas, aceitunas, ostras, con algunas mesas y bares donde poder degustar alguno de los mejores platos de la región.

El mercado abre de 7 a 13 horas y en nuestro caso intentamos ir a comer allí nada más finalizar la visita guiada pero estaba abarrotado y sin ninguna mesa libre, así que desistimos.

Mercado Les Halles Narbonne
Mercado Les Halles Narbonne
Les Halles
Les Halles, interior del mercado

La Abadía de Fontfroide

La tarde que pasamos en Narbonne la dedicamos a visitar la Abadía de Fontfroide, situada a unos 14 kilómetros de la ciudad. El recorrido de Narbonne hasta la abadía merece mucho la pena ya que en la parte final encontramos bonitos campos de viñedos a los que no nos resistimos y paramos el coche donde pudimos para hacernos unas fotos en ellos. El camino está muy bien indicado y justo a la entrada hay un gran parking, sin asfaltar esto sí, en el que podréis dejar sin problemas vuestro coche.

Viñedos camino a Narbonne
Viñedos camino a Narbonne

La visita a la Abadía de Fontfroide es para nosotros sin duda uno de los imprescindibles de Narbonne y para poderla visitar bien tened en cuenta que necesitaremos entre una hora y media a dos horas, aparte del tiempo que tardemos en llegar hasta ella.  La visita la podemos hacer tanto guiada, con tours en diversos idiomas como con unas tablets que funcionan a modo de audio guía moderna.

Tablet abadia de Fontfroide Narbonne
Tablet abadia de Fontfroide Narbonne

La fundación de la Abadía fecha del año 1093, y aunque nació dentro del amparo de la orden benedictina, a los pocos años, concretamente en el 1145 se integra en la orden cistercense con la llegada de San Bernardo de Claraval en Lenguadoc. La historia de la Abadía, que se nos detalla en la visita guiada o en las tablets que nos dan tiene bastantes altibajos, pasando varias crisis importantes como la llegada de la peste negra en 1358 que redujo su comunidad a una veintena de monjes o ya en una época más actual, en el año 1901, donde toda la comunidad de Fontfroide se exilió a España, dejando abandonada la abadía.

El recorrido por la Abadía de Fontfroide transcurre por 12 zonas bien delimitadas que son:

  • Patio de Honor
  • Refrectorio de los legos
  • Patio del trabajo (o patio de Luis XIV)
  • Callejón de los legos
  • Claustro
  • Iglesia Abacial con sus bonitas vidrieras
  • La capilla de los muertos o capilla de San Bernardo
  • Sala capitular.
  • Dormitorio de los legos
  • Despensa y su puerta románica
  • Capilla de los Extranjeros
  • Rosaleda
  • Los Jardines en Terraza

Jacques Fournier, abad de Fontfroide de 1311 a 1317, se convirtió en el tercer Papa de Aviñon, con el nombre de Benedicto XII

Abadia de Fontfroide
Abadia de Fontfroide claustro
Abadia de Fontfroide claustro
Abadia de Fontfroide claustro
Patio del Trabajo Abadia de Fontfroide
Patio del Trabajo Abadia de Fontfroide
Jardines Abadia de Fontfroide
Jardines Abadia de Fontfroide

Las playas de Narbonne

Nosotros justo acabamos de visitar la ciudad casi en invierno, por lo que, aunque hacia algo de solecito, no apetecía mucho que digamos visitar la playa y el mar. En los meses de verano esto cambia y Narbonne se convierte en un polo de atracción de turistas que buscan relajarse en la bonita costa francesa y desconectar de todo tumbados en una tumbona.

La ciudad de Narbonne en si no tiene playa directamente pero encontramos bastantes muy cercanas:

    • Narbonne-Plage, resort situado a unos 13km del centro hitórico
    • Playa St. Pierre-la-Mer
    • Plage de Mateille, en Gruissan
    • Plage de Port La Nouvelle, en Port la Nouvelle (Aude),
    • Plage des Ayguades, en Gruissan
    • Plage de Ste. Lucie, en Port la Nouvelle (Aude)
    • Plage de la Vieille Nouvelle,en Gruissan,

Otros lugares de interés de Narbonne

Aunque sin lugar a dudas los lugares descritos con anterioridad son los auténticos imprescindibles de Narbonne, el centro histórico de la ciudad tiene algunos lugares también interesantes que podemos visitar sin problemas ya que todos ellos están muy cerca entre ellos.  En nuestro caso fuimos a casi todos, esto sí, sin detenernos mucho ya que el tiempo cuando haces estás visitas tan cortas a es muy limitado.

  • Antigua capilla de los penitentes azules: Capilla del siglo XVIII con decoración barroca. Después de ser completamente restaurada acoge exposiciones generalmente de arte contemporáneo.
  • El Polvorín: Almacén del pólvora, como bien deja a entender su nombre, del siglo XVII. Actualmente también acoge exposiciones de carácter temporal.
  • La Mediateca: gran y moderno espacio cultural
  • El Palacio de deportes, artes y del trabajo
  • Plaza del Foro: plaza donde se encontraba el antiguo foro romano y por lo tanto eje importante de la vida de Narbonne.
  • Iglesia de San Sebástian: Iglésia gótica del Siglo XV
  • Ramblas, Les Barques: para pasear con tranquilidad
  • La casa de Charles Trenet: casa natal del artista conocido como el Loco Cantante
  • Plaza de las Cuatro Fuentes y la Casa de los Pregoneros: plaza principal del barrio de Bourg, agradable visita fuera de la zona más turística de Narbonne.
  • Basilica de San Pablo: una de las iglesias góticas más antiguas del Sur de Francia.
  • Casa de las Tres Nodrizas: obra destacada del renacimiento de mediados del siglo XVI
  • Antigua Iglesia de los Agostinos: iglesia del siglo XVI situado en el barrio de Bourg
  • Iglesia de Nuestra Señora de Lamourgier (antiguo museo lapidario): iglésia del siglo XIII de estilo gótico meridional.
Plaza del foro
Plaza del foro

Zenitude Hôtel-Résidences Narbonne Centre, nuestro hotel en Narbonne

Narbonne no es una ciudad muy grande pero es importante intentar escoger el alojamiento en el casco antiguo para poder tener lo más cerca posible todos los puntos de interés turístico.

Nosotros nos alojamos en el Zenitude Hôtel-Résidences Narbonne Centre, apartahotel bien situado, a 5 minutos del Mercado de les Halles y el Canal de la Robine, pero con algunos puntos mejorables como que no tuvieran servicio de recepción 24 horas, las camas algo incómodas y en nuestro caso el precio que pagamos 90€/noche, esto si debido a que lo reservamos la mañana antes de marchar.

La oferta de hoteles en el centro no es muy amplia, aunque mejora si contamos también los apartamentos, eso sí, recomendamos no reservar a última hora los días más turísticos ya que el sobreprecio que se paga es importante, y lógico.

Donde comer en Narbonne

Sin lugar a dudas el restaurante más famoso de Narbonne es el Les Grands Buffets, según dicen uno de los mejores buffets libres del mundo, a un precio bastante razonable: 32,90€. Para poder ir a este restaurante es necesario reservar con bastante antelación, por lo que cuando lo miramos ya estaba completamente agotado ese fin de semana y casi todos los sábados y domingos hasta el mes de abril.

En nuestro caso las 3 comidas (2 cenas y una comida) las hicimos en restaurantes que estaban a nuestro paso y tenían buena pinta. Por si os sirve de recomendación las pizzas del restaurante l’Ave, al lado de la catedral están muy bien y para desayunar la coque monsieur del Meson Maury está brutal.

Maison Maury Narbonne
Maison Maury Narbonne, donde desayunamos los 2 días
Croque Monsieur Narbonne
Croque Monsieur Narbonne
Pizza en Narbonne
Pizza en Narbonne

Cómo llegar a Narbonne

Os contamos la forma más habitual de llegar a Narbonne, en nuestro caso, al salir de Terrassa (Barcelona) sin ninguna duda la mejor opción es el coche pero existen otras opciones que pueden ser útiles en casos de no disponer vehículo propio o salir de otros lugares.

Llegar a Narbonne en Coche

Narbonne está situada a 100 kilómetros de la frontera con España, por le paso de la Junquera (AP7). La forma más habitual de llegar hasta ella de Barcelona o ciudades cercanas en es coche ya que la conexión es muy buen y en poco más de dos horas nos plantamos en el centro de Narbonne, esto sí, si el tráfico no nos retrasa como fue en nuestro caso.

A 45 minutos de Narbonne, encontramos la ciudad de Perpignan, que visitamos el día que regresábamos a España. Es una muy buena combinación visitar estas 2 ciudades en una escapada de 2 o 3 días. Si vamos en época navideña otra parada casi imprescindible es el pueblo navideño de Le Barcarès, muy cerca de Perpignan.

Aunque es mucho más rápido ir por la autopista, el camino por la costa y las lagunas que hay desde Perpignan hasta Narbonne es espectacular, así que si vais por allí de día es una opción a tener en cuenta.

Aparcar en Narbonne

Si vamos en nuestro propio vehículo a Narbonne, buscar parkign puede ser una odisea en las épocas de más afluencia de visitantes. Nosotros al ir en temporada media tuvimos la gran suerte que las 2 veces que necesitamos aparcar encontramos 2 sitios después de dar un par de vueltas. Tened en cuenta que buena parte del centro en peatonal por lo que no se puede acceder allí en coche.

Lo ideal esto sí, es que el hotel tenga opción de parking para evitarnos así perder mucho tiempo buscando donde aparcar. También hay 3 grandes parkings en Narbonne centro, uno de ellos como minimo gratuito, el situado cerca del teatro. Los otros dos que indican las señales luminosas que vimos están también cerca del centro pero no sabemos si tienen coste o no.

Llegar a Narbonne en tren desde Barcelona o Madrid

Si preferís ir en transporte público las opciones que tenemos serían Renfe-SNCF en Cooperación que conecta directamente Narbonne con Barcelona (2 horas), Madrid (5 horas)

Renfe-SNCF en Cooperación es el nombre que recibe la alianza en alta velocidad europea Renfe y SNCF (digamos que si homologa francesa, Société Nationale des Chemins de fer Français).

La red Renfe-SNCF en Cooperación tiene 4 ramales actualmente, 3 de los cuáles (paran directamente en la estación de Narbonne, que por cierto está muy céntrica. Los recorridos que pasan por Narbonne son los siguientes:

  • Barcelona-Paris (Euroduplex o S-100) – 4 frecuencias diarias
  • Barcelona-Lyon (S-100) – frecuencia diaria
  • Madrid- Marseille (S-100) – frecuencia diaria (este mismo tren pasa por Barcelona también)

Llegar a Narbonne en avión

Ir a Narbonne en avión desde Barcelona no tiene ningún sentido ya que el aeropuerto más cercano es el de Toulouse a una hora y media aproximadamente de Narbonne. Si se viaja desde Madrid, Alicante, Sevilla, Málaga, Tenerife o Palma de Mallorca puede ser una opción muy valorable ya que hay vuelo directo a esta localidad.

Qué ver cerca de Narbonne

Como hemos comentado Narbonne es una ciudad que se puede visitar perfectamente en un día. Si la incluimos en una ruta los destinos interesantes más próximos son Carcassone (a unos 45 minutos) y la ya comentada Perpignan.

Si nuestra intención es visitar los alrededores de Narbonne una zona muy bonita es Peyriac-de-Mer, situada al borde del estanque de Doul.

Si nuestra intención es ir subiendo por Francia, las ciudades de Montpellier, Nimes y Avignon son otras opciones que visitan muchos turistas, pero que nosotros no hemos visitado todavía.

Artículos de nuestro viaje de 3 días por el Sur de Francia
¿Nos ayudas compartiendo?
  • 2
    Compartidos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.