Albi y su majestuosa catedral de Santa Cecilia, llegamos a Midi Pyrénées
5 (100%) 4 votes

Descubrimos Albi, la capital del departamento de Tarn, en la Occitania Francesa. Empezamos nuestra ruta en coche por los Midi Pyrénees.

Albi fue nuestra primera parada real en los Midi Pyrenees después de dejar Carcassonne de paso. La ciudad de Albi, de algo más de 50.000 habitantes es la capital del departamento de Tarn. Como curiosidad, buena parte de las edificaciones de la ciudad están hechas con la arcilla rojiza del río Tarn, hecho que le da un aire especial a este ciudad. Destaca ante todo la impresionante catedral de Santa Cecilia, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en el marco de la ciudad episcopal de Albi.

Que ver en Albi

Visitamos Albi con Viajar Engancha

Albi, nuestra primera parada en los Midi Pyrénees

Una de las cosas que más nos preocupaba de nuestra ruta en coche por los Midi Pyrénées era el tiempo que nos encontraríamos. Las previsiones que no eran nada halagüeñas durante la semana habían mejorado un poco pero la incertidumbre nos seguía acechando. A pesar de que el día de viaje el sol había acompañado nada más llegar a Albi se nos puso a llover y sumando esto a que ya era tarde y la noche se nos echaba encima no tuvimos todo el tiempo que hubiéramos deseado para descubrir esta ciudad.

Una tarde en Albi

Eran poco más de las 4 de la tarde y después de aparcar el coche nos dirigimos sin dilación hacia la catedral de Albi a ver si podíamos llegar a ella antes de que anocheciera completamente. El cielo, gris, que durante los últimos kilómetros ya  había amenazado con lluvia nos estaba esperando para dejar caer una suave llovizna que a medida que pasaba el tiempo iba aumentando de intensidad, así que no nos libramos de sacar los paraguas y pasearlos por todo el casco antiguo de esta bonita localidad.

Catedral de Santa Cecilia de Albi

Después de callejear dirección a la catedral de Santa Cecilia al dar de vuelta a una esquina nos encontramos con este impresionante monumento, una de las catedrales más grandes de Europa y que realmente nos impresionó. El edificio, cuya construcción duró casi  dos siglos (del año 1282 al 1480) se trata de una de las catedrales más visitadas de todo Francia y como dato es uno de los edificios de ladrillo más grandes del mundo, y para ser exactos es la mayor catedral de ladrillo del mundo, con sus 113 m de largo y 35 m de ancho.

Aunque se trata de un edificio religioso su aspecto externo se parece más a una fortaleza y podemos destacar su enorme torre, de 78 metros de altura que dan un aspecto defensivo al exterior del edificio que contrasta con la vistosa decoración interior donde destacan varios frescos, el lectorium de estilo gótico flamígero, varias estatuas y su increíble y majestuoso órgano, realizado en el siglo XVIII por el fabricante de órganos Christophe Moucherel y que es el más grande de todo Francia.

Nosotros nos quedamos con las ganas de entrar en su interior ya que cuando lo intentamos justo acababan de cerrar, una de las grandes desilusiones de nuestro viaje. El horario de la Catedral de Albi es de lunes hasta el sábado de 9h30 a 18h (última entrada a las 17h45) y el domingo de 9h30 a 10h15 y de 13h30 a 17h30  (última entrada a las 17h15)

El precio de la entrada es de 5€ la entrada en el coro y de 6€ la entrada combinada del coro más el tesoro

Catedral de Santa Cecilia Albi

Catedral de Santa Cecilia Albi Puerta Principal

Catedral de Santa Cecilia Albi

Catedral de Santa Cecilia Albi, desde la plaza

Palacio de Berbie y Museo de Toulouse Lautrec

A escasos metros de la catedral encontramos la otra gran joya de Albi, el Palacio de Berbie donde encontramos en su interior uno de los museos más conocidos de la zona, el museo del artista local y conocido a nivel mundial Henri de Toulouse-Lautrec (Albi 1864 – Saint-André-du-Bois 1901).  En este museo encontramos  las obras más importantes de la la colección de pinturas y bocetos de Lautrec y otras colecciones permanentes de otros artistas contemporáneos, como Édouard Vuillard, o Pierre Bonnard.

Para seros sinceros poco os podemos contar de primera mano del lugar. Entramos a pesar de que según el horario ya estaba cerrado y nos dirigimos hacia los jardines del Palacio de Berbie, donde a pesar de la oscuridad del lugar pudimos apreciar que se trataba de un lugar con un encanto especial con unas grandes vistas de parte de la ciudad de Albi. Por desgracia a los pocos minutos una persona de seguridad nos vino a buscar comentando que se estaban cerrando las puertas y muy amablemente nos invitó a salir.

Por suerte, nosotros no somos mucho de museos y tampoco nos importó mucho el no poder entrar allí, y como era de noche y llovía tampoco pudimos disfrutar mucho de las vistas de los jardines, así que nos fuimos a recorrer las calles de Albi antes de volver al coche y dirigirnos a nuestro próximo destino.

Jardines Palacio Berbie

Jardines Palacio Berbie

Casco antiguo de Albi

A pesar de ser una gran ciudad, siempre hablando en forma relativa teniendo en cuenta que la mayoría de localidades de la región a penas superan los 100 habitantes, Albi también tiene un casco antiguo digno de visitar, lleno de tiendecitas que le dan al lugar un cáliz histórico medieval del que nos íbamos a impregnar y disfrutar los siguientes días por los Midi Pyrénees.

En una de las plazas encontramos un mercadillo navideño, pero por desgracia nuestra ya estaban cerrando y nos quedamos con las ganas de comprar alguna cosa en los puestos de madera que ya tenían la persiana de cerrado echadas.

Albi de noche

Albi al atardecer

Tienda en casco antiguo de Albi

Tienda en casco antiguo de Albi

Tienda en casco antiguo de Albi

Tienda en casco antiguo de Albi

Puente viejo (Puente Vieux)

Entre las cosas que nos quedaron por hacer fueron contemplar los diversos puentes que hay repartidos por la ciudad y que cruzan el Rio Tarn. Otra de las cosas típicas que se pueden hacer, sobretodo si visitamos la ciudad en una escapada diurna o tenemos la suerte de dormir allí es cruzar estos puentes y hacernos una foto con Albi y su catedral de fondo, que es una de las estampas típicas de esta ciudad francesa.

Parque Rochegude

Considerado el pulmón de Albi. Parque de 4 hectáreas para pasar el día en familia o para contemplar la diversidad de especies de árboles que nos podemos encontrar en esta región. El Parque Rochegude es muy visitado tanto por los habitantes de Albi para pasar jornadas festivas como para turistas que buscan tranquilidad extra en un lugar ya de por si mu dado al relax, sobretodo en épocas donde el turismo no aprieta como es el invierno.

Albi

Feria de Albi

Como veis no pudimos exprimir mucho nuestra primera parada en los Midi Pyrenees. Aún así recomendamos visitar Albi no únicamente por su impresionante catedral sino por qué es una buena puerta de entrada para este viaje que justo estábamos empezando. Nuestra siguiente parada iba a ser Cordes-Sur-Ciel, un pequeño pueblo medieval situado a unos 45 minutos en coche de Albi, esto os lo contaremos con detalle en el próximo post.

Arbol de Navidad Albi

Arbol de Navidad Albi

Esperamos que os haya gustado este post de Albi, Midy Pyrénées. Si os ha gustado esperamos vuestros comentarios, valoraciones e incluso si os animáis a compartirnos en redes sociales no dudéis en hacerlo.

Nuestra ruta por los Midi Pyrenees

 

Summary
Albi, Midi Pyrenees
Article Name
Albi, Midi Pyrenees
Description
Albi, capital de Tarn es nuestra primera parada en nuestro viaje por Occitania, Francia. Destaca ante todo la impresionante Catedral de Santa Cecelia, el edificio de ladrillo más grande del mundo.
Author
Publisher Name
LVNEST
Publisher Logo