Qué ver en Rocamadour, Midi Pyrenees

,

Visitamos Rocamadour, el pueblo que parece un grabado en un acantilado y que es el segundo pueblo más visitado de todo Francia solo por detrás del Mont Saint Michel.

Después de visitar Cahors y su Puente Valentré la siguiente parada de nuestra ruta por los Midi Pyrenees era Rocamadour, uno de los pueblos que teníamos más ganas de visitar por todo lo que habíamos leído sobre él mientras estábamos planificando nuestro pequeño viaje por Occitania.

Que ver en Rocamadour Francia
Rocamadour, impresionante desde la carretera de acceso al pueblo medieval

Rocamadour está situado a una hora aproximadamente en coche de Cahors, trayecto que hicimos tranquilamente disfrutando de las buenas carreteras de la zona, la espectacularidad del paisaje y del buen tiempo que por fin reinaba en la zona.

Qué ver en Rocamadour

Desde el primer momento que vimos Rocamadour a lo lejos sabíamos que no nos iba a defraudar. En el primer hueco que vimos dejamos el coche para tomar algunas fotos de esta impresionante población que parece que este colgada en un acantilado sobre el río Alzou.

Después de esto, ya acabamos de recorrer el tramo de carretera que nos quedaba para llegar al pueblo y pudimos aparcar sin problemas el coche en uno de los parkings situados en la zona inferior del pueblo.

Rocamadour Mapa
Mapa de Rocamadour situado en el parking del castillo

Aparcar en Rocamadour

Rocamadour es el segundo pueblo más visitado de todo Francia, solo detrás del famoso Mont Saint Michel por lo que es una ciudad que está muy bien preparada para atender a los más de 1,5 millones de turistas que llegan a ella cada año.

Para ello dispone de diversas zonas de parking disponibles situadas en:

  • parte inferior del pueblo: 2 grandes zonas de aparcamiento.
  • parte superior del pueblo: 300 plazas gratuitas al lado de la entrada del castillo
  • en la zona del Hospitalet: podemos encontrar algunas plazas, muy habituales para quién se queda a dormir por la zona.

En nuestro caso, al estar en temporada muy baja aparcamos sin problemas, ya que habían poco más de 10 coches en todo el parking. El camino al pueblo es bastante amable y disponemos de varias escaleras que hacen más rápido el trayecto. Cuando fuimos nosotros era completamente gratuito aparcar en la parte de abajo del pueblo pero en épocas de temporada baja estos parkings son de pago.

Rocamadour camino al parking
Rocamadour camino al parking

En épocas de más turismo incluso hay un trenecito que conecta lo que son los parkings con la entrada del pueblo pero en el mes de diciembre este no estaba operativo.

Pueblo de Rocamadour

Nosotros entramos por la parte baja del pueblo, por lo que lo primero que descubrimos de Rocamadour en su puerta medieval del entrada que nos lleva a la calle Roland le Preux, que tiene algo más de un kilómetro de longitud y es la única calle del pueblo. Actualmente esta llena de tiendas de souvenirs y restaurantes y el encanto que tiene son sobretodo las vistas que podemos disfrutar si alzamos la cabeza y vemos todo lo que nos espera por delante.

Lo más destacable de la parte baja del pueblo son las puertas medievales, Porte Salmon, Porte du Figuier y la Porte Hugon,  que nos dan la bienvenida a Rocamadour y que en época medieval tuvieron diversas funciones defensivas.

Roland le Preux Rocamadour
Vistas del castillo desde la calle Roland le Preux

Santuario de Rocamadour

Después de recorrer rápidamente la única calle del pueblo,  ya que casi todo estaba cerrado y no tuvimos muchas oportunidades de distraernos, decidimos que estábamos listos para empezar nuestra visita al primer gran punto de interés turístico de la población, el Santuario de Rocamadour.

En el interior del Santuario se encuentran la Basílica de San Salvador y la Cripta de San Amador,  Patrimonio Mundial de la Unesco, dentro de las Rutas del Camino de Santiago en Francia.

La Gran escalera

Para llegar al Santuario es necesario subir una gran escalera con más de 200 escalones que era el duro tramo final del recorrido que hacían los peregrinos que iban al santuario.

Como en Rocamadour todo está preparado para el turismo, para las personas con movilidad reducida existen ascensores que evitan que se tengan que subir escalones

Vistas desde las terrazas del santuario

Una vez hemos conseguido superar la gran escalera, y lógicamente hacernos unos fotos mientras la subimos, llegamos a las denominadas terrazas del santuario. Desde allí podemos contemplar unas buenas vistas de Rocamadour, el río Alzou y de las montañas que rodean al pueblo, pero como veremos posteriormente nada comparables con las vistas que podremos tener desde el castillo, situado en la parte superior de Rocamadour.

Santuario Rocamadour terrazas
Vistas desde las terrazas del Santuario

Las 7 iglesias y capillas del Santuario de Rocamadour

Después de explorar los diversos rincones que nos ofrecían las terrazas subimos una pequeña escalera para llegar, por fin, a la plaza central del santuario, desde la cual podemos acceder a las 7 iglesias y capillas que actualmente siguen en pie, de las 12 que inicialmente formaban este espectacular santuario.

Santuario de Rocamadour, plaza central
Santuario de Rocamadour, plaza central

Esta plaza y sus 7 iglesias es sin duda uno de los imprescindibles tanto de Rocamadour como de toda nuestra ruta por los Midi Pyrénees. Actualmente podemos entrar en casi todas los recintos, aunque cuando fuimos nosotros habían un par cerradas con llave.

Aunque todos los lugares tienes su encanto lo que no os podéis perder en vuestra visita al Santuario son:

  1. la Iglesia de San Salvador y la Cripta de San Salvador,  que forman parte del Patrimonio Mundial por la UNESCO debido a su importancia en el Camino de Santiago. La iglesia de San Salvador, que tiene la consideración de basílica, es la construcción más grande del complejo y fecha del siglo XIII
  2. la Capilla de Notre Damme que es uno de los lugares más visitados ya que allí se encuentra la estatua de la virgen negra, que atrae a millares de peregrinos cada año a Rocamadour. Se puede acceder desde una pequeña puerta situada en el interior de la Iglesia de San Salvador o desde el patio exterior.
  3. la Capilla de San Amador, que se trata de una pequeña cripta, situado a los pies de la Iglesia de San Salvador y que contiene los restos del santo.
Santuario de Rocamadour, virgen negra
Virgen negra, situada en la capilla de Notre-Damme

Camino de la Cruz

Para salir del santuario atravesamos un túnel de unos 30 metros aproximadamente que está lleno de placas donadas por peregrinos y fieles dando gracias por los milagros que les habían otorgado tanto San Amador como la Virgen. Ya a cielo abierto llegamos al camino de la Cruz, o Chemin de Croix, que es el recorrido que se tiene que hacer para llegar al castillo, situado a más de 100 metros de altura.

Camino de la Cruz Rocamadour
Camino de la Cruz desde arriba

El Camino de la Cruz es un recorrido bastante empinado, con forma de serpiente que nos recordó, y mucho, las 21 míticas curvas de subida al Alpe d’Huez. En este caso el Chemin de Croix tiene 14 estaciones, cada una con una bonita escultura que ayudaban a los peregrinos en la parte final de su recorrido.

En la parte baja del recorrido también pudimos ver, excavada en la roca, la capilla de Saint-Michel.

Camino de la Cruz Rocamadour estaciones
Una de lasestaciones con escultura religiosa del camino de la cruz

En unos 15 minutos aproximadamente llegamos por fin a la cima, donde antes de acceder a las murallas del castillo disfrutamos de unas muy buenas vistas tanto de Rocamadour como del camino que acabábamos de subir. Como pasaba en el caso del santuario también existe un funicular que va desde la entrada del santuario al parking situado justo delante del castillo pensado para las personas con movilidad reducida o las que simplemente no les apetezca subir el camino andando.

El Castillo de Rocamadour

El Castillo de Rocamadour es nuestra última parada en este increíble pueblo. Actualmente no es posible entrar a su interior ya que se trata de una propiedad privada únicamente accesible para peregrinos que hacen el camino para adorar a la Virgen Negra, según nos contaron en la oficina de turismo.

Castillo Rocamadour
Castillo Rocamadour

Al único espacio que se puede acceder es a las murallas del castillo. Para ello es necesario pasar un torno metálico que solo funciona con monedas de 2 euros. Esto es una apreciación muy importante ya que allí no hay personal y si no se llevan suficientes monedas no tendremos la opción de entrar. En nuestro caso, solo llevábamos 2 monedas de 2€ por lo que decidimos que entraran José Antonio, de Viajar Engancha y Dani para poder sacar algunas fotos del lugar y del paisaje.

En el interior de las murallas básicamente podemos rodear el castillo hasta asomarnos al acantilado donde está construido y poder contemplar unas espectaculares vistas tanto de Rocamadour, del paisaje y del Santuario que nos queda a nuestros pies.

Castillo Rocamadour torno dos euros
Torno que solo funciona con monedas de 2€ para acceder al castillo

Por nuestra experiencia, bien la de Dani, si tenéis la oportunidad recomendamos pagar estos dos euros, ya que aunque sea un precio algo excesivo hay lugares a los que solo vamos a ir una vez en la vida y por un importe tan bajo es mejor el poder disfrutar de todo el lugar para no tener que arrepentirnos más adelante.

Vistas desde la muralla del Castillo
Vistas desde la muralla del Castillo

Una vez visitadas las murallas ya solo nos quedaba el camino de vuelta al coche. Como era de bajada no se hizo para nada pesado, pero esto si antes de ir al parking nos paramos a comer en uno de los pocos restaurantes abiertos que encontramos, el Maison de la Familie, donde probamos unas galettes típicas francesas que estaban realmente buenas y a un coste muy razonable (pagamos 13€ por persona)

La Maison de la Famillie rocamadour
La Maison de la Famillie rocamadour

Mirador a Rocamadour

Después de comer ya solo nos quedaba coger el coche y dirigirnos a nuestro próximo destino, Conques, situado a algo más de una hora y media de Rocamadour. Allí pasaremos la última noche en Francia de nuestra ruta, y en el próximo post os contaremos que ver en este bonito pueblo medieval.

Antes de despedir el post, comentaros que de camino a Conques, al poco de salir de Rocamadour, encontramos un bonito mirador, al lado de un hotel que se llama Logis Hotel Le Belvedere, en el que se pueden conseguir unas impresionantes vistas de Rocamadour fundido en la naturaleza.

Rocamadour mirador Hotel Belvedere
Mirador situado en la puerta del Hotel Belvedere

Esperamos que os haya gustado este post sobre Rocamadour, en los Midi Pyrenees y una de las maravillas que nos ofrece la vecina Francia. Te animaos a dejarnos algún comentario o valorarlo.

 

Nuestra ruta por los Midi Pyrenees

¿Nos ayudas compartiendo?
  • 1
    Compartir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.