Cordes Sur Ciel, Midi Pyrenees
5 (100%) 4 votes

Visitamos Cordes Sur Ciel, el pueblo preferido por los franceses en el año 2014. Un encanto medieval para pasar nuestra primera noche en los Midi-Pyrénées (Occitania).

En el departamento de Tarn, muy cerca de su capital Albi se encuentra uno de los pueblos más bonitos de todo Francia, así que sin tiempo para perder nos dirigimos a Cordes Sur Ciel, nuestra siguiente parada en nuestra ruta de 4 días por los Midi Pyrenees.

Cordes Sur Ciel, con Viajar Engancha

Cordes Sur Ciel, con Viajar Engancha

Salimos de Albi que ya era de noche, así que nuestro plan para lo que quedaba en nuestro primer día por Occitania era llegar a nuestro próximo destino, Cordes Sur Ciel, hacer el check in el el hotel y buscar algún sitio para cenar.

Qué ver y hacer en Cordes Sur Ciel

Eran casi las 8 de la tarde y después de perdernos por las antiguas calles de Cordes Sur Ciel llegamos por fin al hotel donde vimos que todo lo que se respiraba en esta pequeña población tenía un gran aire medieval y antiguo.

El Hotel, el Chambres d’hôtes l’Escuelle des Chevaliers , del que como en cada post os hablaremos al final no dejaba lugar a dudas, su recepción plagada de trajes de época, sus escaleras presididas por una armadura medieval y sus habitaciones que parecían sacadas de una película de caballeros de la época nos hicieron retroceder por unas horas en el tiempo sintiéndonos como caballeros y princesas de una época lejana preparados para descubrir un nuevo lugar lleno de magia y misterio.

Una noche de invierno en Cordes Sur Ciel

Pero antes de empezar a hacer algo de turismo, tocaba recargar pilas y al ser temporada baja no había casi nada abierto cerca de nuestro alojamiento, solo un restaurante, Le Vieux Cordes, que acababa de abrir sus puertas hacia poco más de un mes.  Es importante que tengáis en cuenta que el invierno casi todos los restaurantes y tiendas cierran por lo que, sobretodo cuando se hace de noche parece que estos pueblos medievales tan encantadores se conviertan en pueblos fantasma donde las únicas almas que deambulan por sus calles son las de los escasos turistas que han tenido la osadía de desafiar al frío y la lluvia.

Como estábamos cansados y con la sobremesa se nos hicieron casi las 11 de la noche ya era hora de ir a nuestros aposentos y descansar ya que el siguiente día que nos esperaba iba a estar lleno de emociones, empezando por la visita, ya con la luz del sol presente a Cordes Sur Ciel, seleccionado como pueblo favorito de los franceses el año 2014 según un programa de televisión con mucha tirada en el país galo.

Historia de Cordes Sur Ciel

Antes de descubrir un lugar, siempre en bueno recordar algo de su historia para poder identificar lo que veremos con eventos de un pasado que quizás ayuden a comprender el por qué de muchos edificios, señales, estatuas y lugares. Aprovechando el wifi del hotel y para hacer un poco de sueño descubrimos que..

Cordes Sur Ciel, a diferencia de muchos pueblos medievales que nacieron alrededor de una iglesia o castillo, fue la primera población que nació para acoger a las personas que se habían quedado sin casa a causa de la guerra. Este tipo de lugares son los que se pasarían a denominar ciudades fortificadas de las que Cordes Sur Ciel es la primera y quizás la más importante.

El pueblo, de unos 1.000 habitantes actualmente llegó a albergar más de 5.000 personas en sus épocas de máxima esplendor donde por su buena situación geográfica se convirtió en una importante ciudad de negocios de la época. Destaca que es de los pocos pueblos de la época con un mercado cubierto ideal para el intercambio de todo tipo de bienes, destacando sobre todo en cuero, seda y todo tipo de telas.

En una situación mágica,  esta población que fecha del siglo XII es una pequeña joya medieval situada sobre una colina con cuatro murallas concéntricas que protegen un conjunto de calles estrechas y tortuosas parecidas a un laberinto. Fundada por Ramón VII de Tolosa, conde de Tolosa, duque de Narbona y marqués de Provenza que participó activamente en la reconquista occitana y el fin de la cruzada de la iglesia católica contra el catarimo, que fue la doctrina de los cátaros (o albigenses), un movimiento religioso que se propagó por Europa Occidental a mediados del siglo XI.

Una mañana en Cordes Sur Ciel

Como nosotros teníamos el hotel en pleno casco antiguo de la ciudad despertamos ya dentro de la denominada ciudad fortificada, por lo que empezamos nuestro recorrido ya inmiscuidos en el ambiente medieval que nos desprendía el hotel y el lugar en general.

Si se va de pasada al pueblo, que es lo más habitual, lo más normal es dejar el coche en uno de los parkings habilitados en la entrada del pueblo y recorrer las calles del exterior de la muralla hasta encontrar las puertas de entrada al casco antiguo, sin duda lo más bonito de la población.

Contemplar las vistas del pueblo y del valle

Lo primero que nos encontramos al salir del hotel son unas fantásticas vistas de todo el pueblo y el valle desde el “Point de Vue” pequeño mirador. Es espectacular ver a primera hora como la niebla está debajo de nuestros pies tapando parte de la vegetación, iglesias y casas que componen este hermoso paisaje que nos deja Cordes de buena mañana. A medida que pasa el día la niebla va desapareciendo dejando a la vista más rincones, pero si os somos sinceros la vista con la niebla tiene mucho más encanto que la vista más nítida del mediodía.

Cordes Sur Ciel con niebla

Vistas Cordes Sur Ciel con niebla

Cordes Sur Ciel sin niebla

Vistas Cordes Sur Ciel sin niebla a las 11 de la mañana

Perderte por el pueblo medieval

Una de los principales atractivos de Cordes Sur Ciel, y de la gran mayoría de pueblos que visitamos por la zona, es simplemente pasear por sus calles adoquinadas y disfrutar de cada rincón. Carteles, tiendas, casas, bidones llenos de hojas, etc, prácticamente cualquier callejuela que visitemos tiene algo especial que nos hace parar, mirar hacia adelante y hacia atrás y sacar el móvil del bolsillo para intentar que esta visión que estamos teniendo no sea efímera y podamos disfrutarla más adelante entre las miles de fotos que seguro que tendremos de este corto pero intenso viaje por los Midi Pyrénées.

Como buen pueblo dedicado a los negocios, las familias más pudientes disponían de enormes casas donde podían demostrar lo bien que les iban las cosas.  La maison del Grand Veneur, con sus grabados de animales, la del Grand Ecuye o la del Grand Fauconnier son algunas de las casas señoriales que podemos encontrar paseando por Cordes.

Cordes Sur Ciel, pueblo medieval Midi Pyrenees

Cordes Sur Ciel, pueblo medieval Midi Pyrenees

Cordes Sur Ciel, pueblo medieval Midi Pyrenees

Callejeando por Cordes

Tiendas Cordes Sur Ciel

Tiendas Cordes Sur Ciel

Puertas de la ciudad fortificada

Como hemos comentado Cordes Sur Ciel tiene varias murallas concentricas que envuelven el corazón de esta población. Para poder atravesar la muralla existen diversas puertas que tienen cada una de ellas un encanto diferente. Entre las puertas que nos encontramos tenemos:

  • Porte de la Jane
  • Porte de Rous
  • Porte de L’Horloge
  • Porte du Vainqueur
Puertas Muralla Cordes Sur Ciel

Puertas Muralla Cordes Sur Ciel (Porte de la Jane)

Plaza del mercado

Plaza que impresiona al verla, ya que se trata de un mercado cubierto por un enorme techo de madera que se recuesta sobre decenas de columnas de un grosor muy considerable que han permitido que llegue en un estado formidable a este tiempo.  Este mercado era el eje de la vida del pueblo y por este motivo está situado en una de los lugares más céntricos de toda la vila.

En el interior del este mercado del siglo XIV destacamos una pequeña cruz metálica y un pozo, con una placa gravada que nos explica que tiene una profundidad de 113 metros cavado directamente sobre la roca.

En la plaza del mercado de Cordes

En la plaza del mercado de Cordes

Iglesia de San Miguel (St_Michel)

Construida entre los siglos XIII y XV esta iglesia es otro de los edificios más visitados y característicos de la zona medieval de Cordes. No se trata de un edificio muy espectacular pero no podemos negar que tiene su encanto. Su fisonomía es la típica del gótico meridional, con nave única, potentes muros con escasos vanos, pilares poligonales en la pared a modo de contrafuertes interiores, y capillas entre ellos.

Plaza Iglesia Cordes Sur Ciel

Plaza Iglesia Cordes Sur Ciel

Museo de Chocolate

Justo al lado de la plaza del mercado encontramos el Muséé des arts du Sucre et du Chocolat Yves Thuries, regentado por una de los más reconocidos maestros chocolateros de Francia. Nada más cruzar la puerta nos encontramos con un enorme árbol del navidad de chocolate que vienen unas ganas locas de pegarle un mordisco.

La primera parte del recinto es más una tienda donde podemos comprar toda clase de productos relacionados con el chocolate, desde simples tabletas, cajas de bombones, muñecos con diversas formas y hasta crema de chocolate (estilo Nocilla o Nutella de la casa). A parte de esto, sus dueños muy amablemente nos sacaron una bandeja con diversas clases de bombones y tuvimos la suerte de probar uno de ellos.. delicioso.

Si seguimos avanzando por la tienda nos encontramos lo que sería el museo propiamente dicho donde nos enseñan técnicas de elaboración del chocolate y nos inmiscuyen en la historia de este delicioso manjar. El precio de la entrada era de 5,50€ los adultos, 4,50€ los niños de 6 a 14 años y gratis para los más pequeños. Nosotros al no ir muy bien de tiempo reclinamos la opción de entrar al museo y seguimos con nuestra visita medieval del pueblo.

Museo Chocolate Yves Thuries

Museo Chocolate Yves Thuries

Colina Pied Haut

Cordes sur Ciel, conocido como el pueblo por encima de la niebla tiene una foto típica que aparece en todos los catálogos turísticos de la población. Es una instantánea tomada desde lejos, concretamente desde la denominada Colina Pied Haut donde se puede ver como la ciudad fortificada emerge sobre la niebla.

Nosotros por falta de tiempo, ya que al llegar a Cordes ya era de noche no pudimos ir a este lugar, pero por lo que hemos visto merece bastante la pena ya que de los pueblos donde sí que pudimos hacer fotos parecidas tenemos algunas de las mejores fotos de todo nuestro viaje por Occitania.

Donde comer en Cordes Sur Ciel

Eran poco más de las 8 de la tarde cuando llegamos a Cordes y cuando preguntamos en la recepción del hotel donde podíamos ir a cenar casi se le escapa una sonrisa a la propietaria del establecimiento. Al ser temporada baja, todos, y cuando decimos todos son todos los bares y restaurantes de la población cierran cuando cae la luz del sol, así que encontrar un sitio para cenar en el casco antiguo de la población era casi una misión imposible.

Por suerte, en un pequeño hotel que justo acababa de abrir hacia unas semanas encontramos un restaurante que estaba todavía abierto por lo que la idea que teníamos de alimentarnos solo de galletas esa noche, por suerte, se esfumó.  Le Vieux Cordes, que así se llama es establecimiento es un encantador restaurante con aires medievales y modernos a la vez que nos ofrece una cocina basada en productos locales que su propietario nos explicaba con detalle cada vez que venía a nuestra mesa. El día que fuimos solo había la opción de escoger un menú cerrado que costaba 29€ por persona bebidas no incluidas (nos acabó saliendo por 35€ por cabeza). El precio es superior al que estamos habituados a pagar cuando vamos de viaje pero os podemos decir que una vez cenados es una inversión que merece 100% la pena, por el lugar, el personal y también por qué es el único lugar abierto por estos lares, hecho que le da un plus de incalculable valor cuando no llevamos mucho de comer en nuestro equipaje.

Le Vieux Cordes

Le Vieux Cordes, menú

 

Chambres d’hôtes l’Escuelle des Chevaliers, nuestro hotel

Este hotel medieval, Chambres d’hôtes l’Escuelle des Chevaliers,  fue donde pasamos la primera noche de nuestro viaje.  Esta situado en pleno casco antiguo de Cordes Sur Ciel con las cosas buenas y malas que esto comporta, pero como valoración global creemos que es un lugar que merece la pena para pasar una bonita noche en Occitania.

Habitacion medieval Hotel Cordes Sur Ciel

Habitacion medieval Hotel Cordes Sur Ciel

Tanto nuestra habitación como la de nuestros amigos de Viajar Engancha estaban decoradas con un ambiente medieval sobrio y a la vez divertido ya que por unos momento te podías convertir en un caballero o dama de la época. En la zona de recepción podéis encontrar una serie de disfraces medievales que os podéis poner sin ningún coste y haceros algunas fotos.

Nuestra reserva incluía un desayuno continental (croissant, pan, queso, mermeladas, café y zumo) y pagamos unos 65€ por habitación, precio bastante razonable por la exclusividad y calidad del lugar. Aunque no tiene parking, en recepción nos dan un identificador que podemos poner en el coche para no pagar la zona azul que rodea todas las zonas donde se puede estacionar el coche cercanas al hotel (nosotros aparcamos a unos 200 metros aprox.)

Cordes Sur Ciel Hotel

Con la propietaria del hotel

Esta es nuestra visita a Cordes Sur Ciel, en los Midi Pyrénées esperamos que os haya gustado el post. Os animamos a comentarlo, compartirlo o valorarlo. Aparte de esto no olvidéis seguirnos en nuestras redes sociales donde os contamos a tiempo real todas nuestras experiencias viajeras.

 

Nuestra ruta por los Midi Pyrenees

 

Summary
Qué ver y hacer en Cordes Sur Ciel, Midy Pyrenees
Article Name
Qué ver y hacer en Cordes Sur Ciel, Midy Pyrenees
Description
Visitamos uno de los pueblos más bonitos de todo Francia, Cordes Sur Ciel en nuestra ruta por los Midy Pyrenees. Pasamos una noche fría de otoño en esta localidad medieval de Occitania. Imprescindible
Author
Publisher Name
LVNEST
Publisher Logo