En junio de este año decidimos que un buen destino podía ser Riviera Maya, necesitábamos desconectar del trabajo y dedicarnos solo a descansar, así que fuimos doce días con todo incluido para poder disfrutar de la playa, piscina, hotel y de todas las posibilidades que ofrecía ese lugar.

Es un viaje para todos los bolsillos, con ofertas de última hora desde Madrid por menos de 750€/semana en temporada baja y sobre los 800€/semana en temporada alta.  Lógicamente el hotel que finalmente seleccionemos influirá en el precio final del paquete pero bajo nuestra opinión vale la pena hacer un pequeño esfuerzo  para poder disfrutar de un hotel de categoría superior.

El vuelo se puede hacer con compañía regular (Air Europa) o a través de vuelos charters organizados por Tour Operadores. Todos ellos salen desde Madrid, así que los que somos de Barcelona nos toca hacer escala.

 

Vuelo Air Europa Barcelona-Madrid-Cancun

Vuelo Air Europa Barcelona-Madrid-Cancun (foto de las Bahamas)

Nuestro Hotel: Royal Suites Of Palladium

Después de analizar y valorar diversas opciones nos decantamos finalmente por el complejo Grand Palladium, formado por 5 hoteles de 5 estrellas unidos entre ellos: Kantenah, Colonial, Riviera, White Sand y el Royal Suites Yucatan, en los que se puede disfrutar de la mejor forma posible de la pulserita todo incluido y de unas instalaciones  alucinantes (9 restaurantes, 25 bares, 9 piscinas, spa, masajes, acceso directo a la playa, actividades deportivas,  shows nocturnos, discotecas…).

En nuestro caso, tuvimos la suerte de poder dormir en la Royal suites of Palladium, el hotel más pequeño de los 5, reservado solo para adultos y con algunas comodidades adicionales (acceso gratuito al spa, transporte por el hotel a cualquier hora que desees, comida 24 horas en la habitación, reserva preferente en restaurante temáticos…) a las que disfrutan todos los huéspedes del complejo y que normalmente solo vives en sueños o ves en películas americanas. Solo os hemos de decir que al entrar nos sacaron una carta de almohadas y que el hotel pone un servicio de mayordomos las 24 horas a tu servicio.

Así que como podéis imaginar que nos trataron como reyes ☺. La verdad es que aprovechamos y disfrutamos de todas sus instalaciones, no hemos estado en otro Resort de por allí para poder comparar, pero lo que sí tenemos claro es que si volvemos repetiremos en este, aparte de por lo ya comentado por el excelente trato de todas las personas que forman parte del equipo Palladium, pasando por los Mayordomos, camareros, cocineros, profesores de tiro con arco…

Turismo obligado en Riviera Maya


A pesar de estar en este hotel que es como una ciudad, Riviera Maya tiene miles de cosas por descubrir y lógicamente no nos podíamos marchar sin verlas.

Como detallamos en nuestro post (consejos para excursiones en el Caribe) hay varias maneras de hacer turismo por la zona, en nuestro caso decidimos contratar las excursiones a la compañía Andrés de la Mora, una de las mejores valoradas en vajeros.com y desde luego una vez vista la experiencia no nos equivocamos en nuestra elección.

Excursión día 1: Chichen Itzá, cenote Ik Kil, Ek Balam

Si antes de coger el avión teníamos un sitio que queríamos ir SÍ o SÍ, este era Chichen Itzá  una de las maravillas del mundo moderno. Está situado bastante lejos de la zona hotelera, a unas 3 horas aprox. y teniendo en cuenta los diversos tipos de transporte que podemos tener, sin duda una excursión en grupo pequeño es la mejor opción.

Aparte de la famosa pirámide, a la que no se puede subir desde hace algunos años, en el recinto se encuentra uno de los campos del juego de pelota al que jugaban los mayas más importantes del mundo y un sín fin de pequeños puestos con artesanía, figuras y ropa.

Si podéis, evitad las horas de pleno sol (ya que allí es de justicia) y las aglomeraciones que se suelen producir a partir de las 11 de la mañana, es decir, cuando empiezan a llegar los grupos grandes de excursiones organizadas de los tour operadores.

En esta misma excursión también nos llevaron al cenote Ik Kil, a la zona arqueológica de Ek Balam, dónde Judit se sintió como Lara Croft en Tomb Rider por un día y a una aldea Maya donde había niños, en la que nosotros quisimos comprar caramelos para repartirlos. El precio fueron unos 1150 pesos (70€ aprox).

Excursión día 2: Tulum, Playa Paraiso, Gran Cenote, Cobá

Aunque es aconsejable alternar día de excursión con día de relax hotelero, en nuestro caso el día después de Chichen Itzá volvimos a madrugar para vivir otro día completo de cultura maya y sobre las 7 de la mañana nos vinieron a buscar para dirigirnos a Tulum.

En la zona Arqueológica de Tulum, que es el sitio más emblemático de la costa de Quintana Roo, se puede disfrutar de una hermosa ciudad amurallada y de unas impresionantes vistas al mar caribe.

La ruta sigue en Playa Paraíso, que como su nombre indica es una playa cristalina, donde no se encuentra tanta gente como en Tulum y podréis disfrutar más de la playa. Antes de comer, nos llevaron a ver el Gran Cenote que personalmente fue el que nos gustó más porque había zonas de agua cristalina y cuevas, donde pudimos disfrutar de un relajante baño entre peces y tortugas.

Finalmente acabamos el día en Cobá. Cuando llegas al parque puedes elegir si desplazarte en bici, que fue nuestra opción, a pie o para los que están más cansados se puede elegir una especie de carruaje tirado por bicis.

El referente del complejo, en el que se respira cultura maya por todos los lados es la pirámide de Cobá, que a diferencia de Chichen Itzá podemos subir arriba del todo y contemplar unas impresionantes vistas de la selva mexicana.  Tened en cuenta que la pirámide tiene más de 1.000 años y que su estado está bastante deteriorado, así que se ha de ir con mucho cuidado sobretodo a la hora de bajar.

El precio de la excursión de este día fue de de 990 pesos (65€ aprox).

Excursión día 3: Siankaan, Xcacel y Akumal

Y por último hicimos la Pequeña zona arqueológica de Muyil, cerca de Tulum en la reserva de Siankaan donde se puede pasear por las ruinas abandonadas, luego cogimos una lancha por sus canales hasta llegar a una pequeña garita maya de 700 años y ahí nos metimos en una piscina natural y nadamos por sus canales, daba la sensación que nos iba a salir un cocodrilo en cualquier momento ☺ (pero evidentemente no hay peligro de nada).

Luego pasamos por la playa de Xcacel, se trata de una playa virgen donde las tortugas hacen sus nidos y depositan sus huevos. Allí mismo hay el pequeño Cenote Xcacelito donde disfrutamos de un baño, luego nos dirigimos a Akumal para poder nadar con las tortugas y hacer snorkel para ver el arrecife.

Nos gustó tanto la playa de Akumal que decidimos repetir otro día con una van. Allí no tienes que adentrarte mucho al mar para poder ver tortugas, mantas, calamares, peces… Lo único que si os queréis adentrar un poco más para ver el arrecife, es obligatorio llevar un chaleco salvavidas por las corrientes (allí mismo se puede alquilar todo el equipo o solo la parte que se necesite).

El precio de toda la excursión es de unos 935 pesos (62€). Al ser una excursión casi toda acuática casi no tenemos fotos, así que próximo paso, comprarnos una ¡¡Go Pro!!

Un sitio para volver

La verdad es que allí puedes disfrutar de muchas otras actividades y excursiones, nosotros decidimos disfrutar más del hotel y vivir como reyes una semanita, pero tenemos claro que algún día volveremos e iremos aquellos sitios que no pudimos disfrutar.

Otras excursiones como ir a Playa del Carmen nos movíamos con las vans, son una especie de bus que utilizan los habitantes de allí pero realmente son furgonetas, el precio es muy económico y va en función de la distancia que decidáis ir. Los podéis encontrar a la salida del hotel, allí veréis las paradas.

Y como anécdota, ya en el viaje de vuelta, en el aeropuerto de Cancun nos encontramos un restaurante de Gambas Buba Gump, el de la película Forrest Gump!

Si queréis más información no dudéis en contactar con nosotros. ☺

¡Ayúdanos compartiendo!Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter97Share on LinkedIn4Pin on Pinterest1Email this to someone