TAILANDIA BANGKOK 2014 (158)

Aunque no es el primer viaje que hicimos juntos, lo recordamos con mucho cariño, así que sabíamos que nuestro primer post tenía que ser TAILANDIA.

Tailandia es un destino 100% recomendable, tenemos un gran recuerdo y es uno de los sitios que no nos importaría volver y poder disfrutar de nuevo de su cultura, gastronomía y sus maravillosos monumentos.

La verdad es que no es un destino caro, si buscas vuelos con antelación puedes encontrar vuelos a Bangkok por menos de 500€ ida y vuelta, también puedes encontrar hoteles de 3 y 4 estrellas muy baratos si lo comparamos con España y además en las calles puedes comer por solo un Euro. Si aún no te hemos convencido con esto te invitamos a leer nuestra experiencia.

Tened en cuenta que Tailandia es un país muy preparado para el turismo, así que se puede optar, con sus pros y contras por un viaje organizado (dependerá del grupo que os toque si esta es una buena o mala opción) o hacer el viaje por libre ya que es un país muy seguro y saben que el turismo es una de sus principales vías de ingreso y lo cuidan muchísimo.

Nuestro itinerario 11 días + extensión a Phuket


Dia 1º: Barcelona-Bangkok

Con las maletas recién preparadas (tened en cuenta que el peso de los viajes internacionales suele ser de 23kg pero en los vuelos regionales a veces lo máximo son 20kg) nos embarcamos con ilusión a un viaje vía Doha con la compañía Qatar Airways.

La duración del viaje fue de 15 horas en total con escala de un par de horas en Doha (tiempo más que suficiente para no sufrir). Normalmente se sale a las 3 de la tarde de Barcelona llegando por la mañana a Bangkok por lo que tendremos prácticamente todo el día para empezar a cautivarnos de la ciudad. Tened en cuenta esto sí que el jetlag nos afectará notoriamente y a media tarde desearemos irnos a dormir.


Dia 2º al 4º: Bangkok:
En este post hablaremos sobretodo de los apasionantes 3 días y medio que pasamos en la capital de Tailandia sumergiéndonos en un mundo de contrastes, olores y vida.

 

Bangkok: Una ciudad inolvidable

Nada más salir de la Terminal Internacional del Aeropuerto de Bangkok (Suvarnabhumi) hay 2 cosas que nos impactaron: el enorme calor que hacía, mejor dicho bochorno y la contaminación que se respiraba por todos los lados (ya hemos dicho todo lo malo del viaje y ahora falta lo bueno).

Desde el transfer del aeropuerto al hotel te das cuenta de lo impresionante que es la ciudad, de la cantidad de cosas que hay por hacer y los contrastes que se ven en ella.  Tened en cuenta que Bangkok, cuyo nombre significa “la aldea de la ciruela silvestre” es una ciudad de más de 8 millones de habitantes con una superficie de 1.568km2 (15 veces más extensa que Barcelona) en la que encontramos desde templos y palacios, modernos edificios de oficinas, chabolas que rodean al enigmático río Chao Phraya, enormes centros comerciales hasta barrios típicos de viajeros con puestos callejeros con comidas a un euro.

Los básicos: Transporte y comida

Aunque la ciudad es enorme moverse por ella no es extremadamente complicado, si combinamos bien tanto el metro, el autobus, el barco, el taxi y sobretodo el famoso Tuk Tuk sin ningún tipo de problema.

El coste comparado con España es mucho más bajo, pero es básico negociar el precio siempre antes de empezar con el trayecto para evitar sorpresas.

En cuanto a la comida si nos alejamos de los centros comerciales y de los puestos más turísticos podemos comer bien por menos de 1€, eso sí ¡cuidado con el picante!. Aparte de ello la calle está llena de puestos ambulantes donde venden refrescos, fruta, carnes y los famosos insectos fritos (desde arañas a cucarachas). Son realmente económicos ya que por ejemplo una ración de fruta básica para combatir el calor cuesta unos 20 baths  (50 cts de euro –conversión euro baths-)

Nuestros imprescindibles:

El río Chao Phraya y el paseo en barcaza por sus canales

Personalmente fue una de las experiencias en las que más disfrutamos. Después de salir del hotel y vivir la experiencia de montarnos en tuk tuk, llegamos a las orillas de río Phraya donde después de negociar durante un buen rato el precio del viaje nos montamos en una barca rápida los dos solos.

Durante el paseo nos movimos por el interior de los canales del río, donde puedes vivir los extremos contrastes de la vida en Bangkok, pasando de los grandes edificios a las orillas del cauce principal del río a las casitas semiderruidas con niños bañándose en las sucias aguas de sus canales interiores.

 

Kao Shan Road

Conocida como la calle por excelencia de los mochileros en Bangkok.  Aunque dicen que de noche/madrugda es un sitio problemático nosotros estuvimos 2 veces cenando y la sensación de seguridad no la perdimos en ningún momento.

Lleno de  turistas podrás encontrar, albergues muy económicos, muchos bares, puestos ambulantes y restaurantes con comida occidental. A nivel de precios, aunque regateando puedes comprar relativamente bien recomendamos realizar la mayor parte de las compras en los centros comerciales donde podrás rebajar algo más los precios y la calidad de los productos comprados son algo mejor.

Chinatown

Porque en ninguna ciudad puede faltar, os recomendamos dar una vuelta por sus calles. Lleno de su gastronomía y como no sus famosas imitaciones.  En su calle principal, Yaowarat, encontramos uno de lo 6 mercados más populares de la ciudad, el Sampeng Market.

El Palacio Real

El Gran Palacio Real es un complejo de edificios que sirvieron como residencia oficial del rey de Tailandia desde el siglo XVIII hasta mediados del siglo XX.

Dentro de este complejo se encuentra el Wat PhraKaew y Templo del Buda de Esmeralda uno de los templos budistas más importantes de Tailandia.


Templos de Wat Pho y Wat Arun

A poco más de cinco minutos andando del río se encuentra el templo de Wat Pho uno de los más famosos y turísticos templos de la ciudad (contad que Bangkok tiene la no desdeñable cifra de más de 400 templos).  Dentro encontramos el famoso Buda reclinado que es simplemente impresionante (46 metros de largo, 15 de alto y bañado en oro) y el templo de mármol.

En la otro orilla del río podremos ver Wat Arun (templo del amanecer), si estáis en forma podéis subir hasta arriba (82 metros aprox) y contemplar las fabulosas vistas del río.

Si tenéis pocos días es recomendable debido a su proximidad hacer las visitas de Wat Pho, Wat Arun y del Palacio Real el mismo día.


Sirocco Bar

Quizás el lugar más conocido para tomarte una copa contemplando las vistas de la ciudad. Muy importante ir bien vestido ya que si no son muy estrictos y no te dejan entrar. Como curiosidad y para los amantes de las películas aquí se rodarón varias escenas de “Resacón 2: Ahora en Tailandia”.


Resto del viaje:
Próximamente escribiremos sobre el resto de nuestro viaje, hablando de la ruta que hicimos por el Norte de Tailandia a las ciudades de Chiang Rai, Chiang Mai y el conocido Triángulo de oro ( destinaciones: Rio Kwai, Ayutthaya, Pitsanuloke, Sukhotai, Chianr Rai, Chiang Mai, Phuket).

¡Ayúdanos compartiendo!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter77Share on LinkedIn2Pin on Pinterest1Email this to someone